Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La instalación en 2015 de nuevos equipos avanzados y procesos de separación óptica han permitido a esta planta TMB incrementar un 30% su capacidad.

La planta TMB de Chania, en Creta, un ejemplo para otros municipios griegos
Representantes de diversos municipios griegos visitaron la planta de Chania

Representantes de los municipios griegos de Lesbos, Samos, Chios, Syros y Hersonissos asistieron el pasado 12 de octubre a una jornada de demostración en DEDISA, la planta municipal de tratamiento de residuos sólidos urbanos (RSU) de Chania, en Creta (Grecia). El principal objetivo de la visita era adquirir información práctica y directa, conociendo in situ cómo se pueden extraer recursos valiosos de los RSU con de una planta de clasificación eficiente. Además de asistir a la demostración en vivo y examinar con detalle el caso de éxito de la planta de Chania, los delegados también pudieron aprender mucho sobre las tecnologías de precisión empleadas y el proceso de financiación de un proyecto de estas características.

El centro de tratamiento de residuos DEDISA atiende a una población de 155.000 habitantes, lo que representa alrededor del 25% de la población total de la isla. Por otra parte, la prefectura de Chania también proporciona 88.000 plazas para turistas, y la mayoría de los municipios de la región se encuentran en el área de influencia de la planta.

La fluctuación estacional de su población, así como la similitud de la composición de sus residuos domésticos convierten la planta de Chania en un excelente modelo, aplicable a las necesidades de otras islas y territorios griegos. En Lesbos, por ejemplo, además de los RSU generados por sus 86.000 habitantes, existe un volumen adicional de residuos producidos diariamente por la reciente afluencia de refugiados procedentes de las regiones que rodean el Mediterráneo. Este es un fenómeno que actualmente afecta a los municipios de Samos y Chios. Así, la oportunidad de reciclar polímeros a partir de residuos como los chalecos salvavidas usados y otras valiosas materias primas podría aportar importantes beneficios sociales y económicos a estas comunidades.

Esta jornada de demostración irá seguida de un estudio morfológico posterior, con 50 toneladas de RSU enviados desde Lesbos a Chania durante el mes de noviembre. Este estudio programado ayudará a analizar y cuantificar los beneficios potenciales que se podrían obtener de la implementación de una planta de tratamiento y clasificación similar en Lesbos.

Konstantinos Paterakis, el director de MBT DEDISA, se mostró satisfecho de compartir la experiencia del proyecto de Chania en todas sus fases –desde la financiación, al diseño e implementación–, con los municipios vecinos “para ayudarlos a encontrar una solución óptima para sus propios problemas locales de residuos. Gracias a la reciente actualización de nuestro proceso de clasificación, ahora tenemos un sistema mucho más flexible que antes. Ahora podemos procesar y recuperar una gama más amplia y diversa de productos comercializables. La remodelación de nuestras instalaciones nos ha traído nuevas oportunidades económicas y, además, hemos logrado reducir la cantidad de basura que acaba en los vertederos. Para nosotros esto ha sido un paso importante hacia un sistema de gestión de los residuos más eficaz y sostenible”.

Acerca de las posibilidades de otras islas griegas, Jürgen Priesters, director de Desarrollo de Negocio de TOMRA Sorting Recycling, hizo la siguiente recomendación: “Esta primera etapa, es muy importante para ver cómo es el proceso y la tecnología en la práctica. Sin embargo, también resulta necesario conocer en detalle tanto la gestión de residuos como la composición exacta de la basura. Esta es una parte esencial para encontrar la solución más adecuada para cada situación. Es ahí donde la clasificación basada en sensores puede marcar una diferencia vital”.

La planta de Chania en detalle

Desde que en 2015 se instalase un sistema actualizado –que incluye equipos avanzados de TOMRA, nuevos abridores de bolsas, separadores balísticos, bandas transportadoras y una compactadora– esta planta ha incrementado su capacidad.

El diseño mejorado de la planta realizado por Helector ha facilitado la separación eficiente de la fracción mezcla y ahora es posible recuperar papel, film de PE, HDPE, PP y PET botellas en las siguientes cantidades:

  • Papel: 6,2 toneladas por hora (t/h)
  • PE film: 1,19 t/h
  • HDPE: 1,06 t/h
  • PP: 0,69 t/h
  • Botellas de PET: 0,91 t/h

La capacidad nominal de la planta DEDISA se ha incrementado en un 30% y los nuevos procesos de separación óptica introducidos en 2015 han conseguido el doble objetivo de obtener un procesado de alto rendimiento con una producción de pureza excepcional. Por otra parte, estas ventajas operativas significativas se han obtenido sin ninguna exigencia añadida al sistema de recogida de residuos ya existente en Chania: contenedores verdes para RSU y contenedores azules para envases ligeros.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *