Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El documento plantea diversas áreas temáticas relacionadas con el medio ambiente, la calidad del aire y del agua, el ruido, los residuos, los riesgos biológicos y químicos, las radiaciones electromagnéticas y la ordenación del territorio.

Sede de la Presidencia del Gobierno del Principado de Asturias
Sede de la Presidencia del Gobierno del Principado de Asturias, en Oviedo. Foto: David Álvarez López (cc by 2.0)

El Gobierno de Asturias ha aprobado el Plan de Salud y Medio Ambiente (Pasyma), la respuesta transversal de la Administración autonómica a los retos que los condicionantes ambientales pueden suponer para el bienestar de la población. La estrategia engloba la acción política de nueve departamentos y prevé una inversión de 24,5 millones hasta 2023. El objetivo último del documento es proteger a los ciudadanos de los factores de riesgo que pueden afectarles negativamente, de forma que ni su salud ni su calidad de vida se vean comprometidas. Para aproximarse hacia esa meta, es preciso implicar a toda la sociedad: administraciones públicas, empresas, ciudadanía y comunidad científica.

El plan proporciona líneas estratégicas de actuación a todos los departamentos de la Administración, con el fin de minimizar el impacto del entorno y lograr un alto grado de desarrollo sostenible a medio y largo plazo. Se trata de alcanzar el equilibrio necesario entre desarrollo humano, protección de la salud y respeto al medio ambiente.

En la elaboración del texto han participado nueve departamentos del Principado, aunque de manera indirecta implica a toda la Administración, ya que desde cualquier ámbito se pueden aportar sugerencias e influir en la reducción de los factores de riesgo.

El plan cuenta con un comité director constituido por los titulares de las direcciones generales de Salud Pública, Prevención y Control Ambiental, Calidad Ambiental, Biodiversidad, Ordenación del Territorio y Urbanismo, Minería y Energía, Industria y Telecomunicaciones y Participación Ciudadana, además de la directora de la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo.

El documento plantea diversas áreas temáticas relacionadas con el medio ambiente, la calidad del aire y del agua, el ruido, los residuos, los riesgos biológicos y químicos, las radiaciones electromagnéticas y la ordenación del territorio. Las demás están vinculadas con el sector sanitario y la difusión del conocimiento. El texto incluye, asimismo, los indicadores necesarios para monitorizar el grado de cumplimiento de las medidas y facilitar la evaluación.

Para diseñar el plan se ha impulsado un proceso en el que han intervenido nueve departamentos de cuatro consejerías: Sanidad, encargada de coordinar los trabajos; Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente; Empleo, Industria y Turismo, y Presidencia y Participación Ciudadana. También se han recabado las aportaciones de más de un centenar de especialistas y se ha favorecido la participación ciudadana, a través de una iniciativa a la que se han sumado 28 concejos en los que reside el 75% de la población asturiana. En total, han colaborado más de 400 personas.

El documento se estructura en 11 ejes transversales, fija 44 objetivos específicos y 148 acciones concretas. Cuenta, además, con 150 indicadores de seguimiento.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *