Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los eurodiputados quieren además que haya un contenido mínimo de material reciclado en ciertos productos de plástico, así como estándares de calidad para plásticos reciclados.

En una resolución adoptada el pasado 13 de septiembre, el pleno del Parlamento Europeo se mostró favorable a la propuesta de que la Comisión Europea adoptó en enero en su estrategia para mejorar la gestión del plástico en la UE, y en la que plantea que para 2030 todos los envases de plástico sean recicables, así como que se reduzca el consumo de plásticos de un solo uso y el uso de microplásticos. Además, la Eurocámara pidió que se prohíban para 2020 los microplásticos añadidos de forma intencionada a los cosméticos, productos de cuidado personal, detergentes y productos de limpieza.

Los eurodiputados quieren además que haya un contenido mínimo de material reciclado en ciertos productos de plástico, así como estándares de calidad para plásticos reciclados, para aumentar la confianza del consumidor.

Para determinados productos, sugieren también que se reduzca de forma significativa la liberación de microplásticos en origen, en particular, para textiles, neumáticos, pinturas y colillas de cigarrillos.

«Hasta ahora hemos externalizado nuestros problemas de residuos de plástico a países como China, y China ha decidido recientemente prohibir todas las importaciones de residuos de plástico de la UE, así que debemos actuar ahora, tenemos que innovar, tenemos que invertir», señaló el responsable de la negociación en la Cámara, el eurodiputado belga Mark Demesmaeker.

Plástico de usar y tirar

El Parlamento trabaja también en una propuesta, que será sometida a voto en octubre, dirigida a prohibir ciertos plásticos de un solo uso, como cubiertos y platos, y concienciar a las empresas de embalaje para que cubran el coste de su gestión.

La UE produce unos 26 millones de toneladas de residuos de plástico al año. Menos del 30% de este total se almacena para reciclaje, y una parte se exporta a terceros países para su tratamiento. El resto acaba en vertederos, se incinera o, lo que es peor, va a parar a nuestros mares, ríos, bosques, playas…

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos son partículas muy pequeñas (de menos de cinco milímetros) de material plástico. Su origen puede ser involuntario, por el desgaste de piezas de plástico más grandes, como los textiles sintéticos, pero también pueden fabricarse deliberadamente y añadirse intencionadamente a productos como los cosméticos (por ejemplo, exfoliantes faciales o corporales). Estas partículas de plástico habitualmente son demasiado pequeñas para que puedan ser filtradas por las depuradoras, terminando en los mares. Una vez allí contaminan los ecosistemas marinos y y muchos animales los confunden con comida. Por todo ello, algunos países de la UE ya los han prohibido.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *