La nueva tecnología implica el uso de lodos de lejías verdes como alternativa a la bentonita para mejorar la densidad del suelo de origen glaciar.

PaperChain valoriza residuos de la industria papelera en el sellado de escombreras mineras

A través de una colaboración única entre diversas industrias, se ha podido probar una nueva tecnología utilizando residuos de la industria papelera local, a escala demostrativa, en la cubierta de una escombrera de mina de Boliden en Garpenberg, Suecia. La nueva tecnología implica la adición de lodos de lejías verdes, un material residual de la industria papelera, como alternativa a la bentonita para mejorar la densidad del suelo de origen glaciar local.

La colaboración forma parte del proyecto de Horizonte 2020 PaperChain, coordinado por Acciona. «Ahora que el piloto de prueba de Paperchain en Garpenberg está completo, en Boliden estamos encantados de ver el resultado de esta cooperación de investigación con nuestros socios europeos. Estaremos monitoreando de cerca su rendimiento a largo plazo y esperamos que cumpla con nuestras expectativas», dice Rodrigo Jr Embile, ingeniero de desarrollo de Boliden.

El principal objetivo al cubrir los residuos mineros es reducir al mínimo la penetración total de oxígeno a través de la capa de sellado, hasta los residuos mineros subyacentes, y limitar así la meteorización y la lixiviación de, por ejemplo, metales pesados. La mezcla de lodos de lejías verdes en la capa de impermeabilización significa que lo que ahora es un material residual, en el futuro podría tener un nuevo uso, además de proporcionar acceso a la industria minera a un material con mejores características ambientales.

«Mediante el proceso de reciclaje químico en la industria papelera, se forman los lodos de lejías verdes que tiene una alta capacidad de retención de agua y al mismo tiempo baja permeabilidad. Estas son propiedades atractivas en la construcción de barreras de oxígeno, que son funciones clave de la capa de impermeabilización de la industria minera», dice Gunnar Westin, desarrollador de negocios en RISE processum.

Implicación de toda la cadena

En el proyecto PaperChain, Boliden, Ragn-Sells, Ecoloop, la Universidad Tecnológica de Luleå y RISE Processum, en estrecha colaboración con varias industrias papeleras y de celulosa, han desarrollado conjuntamente la nueva tecnología para cubrir los residuos mineros. Así, se ha visto involucrada toda la cadena empresarial, desde el proveedor hasta el cliente final.

Ragn-Sells gestiona actualmente diferentes residuos procedentes de industrias papeleras y tiene una amplia experiencia en reciclaje y gestión de residuos. «Una parte importante de nuestro negocio es encontrar valores y utilidades para materiales y subproductos que a menudo se consideran residuos. La tecnología de utilizar lodos de lejías verdes de la industria papelera para crear una capa impermeabilizante para los residuos mineros es un buen ejemplo de ello», dice Pär Odén, gerente de proyectos empresariales de Ragn-Sells.

La colaboración surgió de una necesidad concreta, y por lo tanto se ha desarrollado de una manera abierta y muy orientada a su implementación directa a escala industrial. Este enfoque fue un factor importante para dar el paso de las pruebas en un entorno de laboratorio a las pruebas de demostración en campo.

Simbiosis industrial

«Se identificó una necesidad en la industria minera, al mismo tiempo hubo un material de la industria papelera con propiedades que cumplen requisitos específicos para ser un material que se considere adecuado como barrera de oxígeno. A través del proyecto Horizonte 2020, PaperChain, tenemos la oportunidad de colaborar en toda la cadena empresarial e involucrar a actores de todas las partes, lo que ha significado un proceso de desarrollo más rápido y la oportunidad de probar la nueva tecnología a gran escala», dice Gunnar Westinen RISE processum.

Westinen cree que el proyecto PaperChain muestra que una forma abierta de trabajar crea nuevas condiciones para el desarrollo sostenible: «Lo que hemos hecho es simbiosis industrial en un caso muy interesante y hemos aprendido muchísimo los unos de los otros en el camino».

La Universidad Tecnológica de Luleå está monitorizando y evaluará las funciones de la técnica de cobertura que se ha probado. «La principal alternativa a la mejora del suelo de origen glaciar disponible con lodos de lejías verdes hoy en día es una mezcla con bentonita, lo que significa una mayor huella climática, además de ser costoso», dice Christian Maurice, profesor asociado de la Universidad de Tecnología de Luleå. En el proyecto también han participado varios estudiantes de doctorado, que «han realizado las pruebas de laboratorio y caracterización de materiales que han servido para la elección del material y el modelado numérico que se ha realizado para diseñar la superficie», añade.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *