Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo para 2018 es lograr que el Casco Antiguo se convierta durante las fiestas de San Fermín en zona de “Plásticos Cero” gracias al uso de vasos reutilizables.

Pamplona apuesta por eliminar los vasos desechables y sustituirlos por vasos reutilizables

El Ayuntamiento de Pamplona prevé convertir las experiencias pilotos del vaso reutilizable en jornadas festivas en un servicio integral que se ofrezca durante todo el año para todo tipo de eventos en los que se produzcan residuos plásticos. La normativa de residuos obliga al Consistorio a la prevención, reducción y reutilización de los residuos y, para el Área de Ecología Urbana y Movilidad, la apuesta por el depósito y retorno de envases garantiza ese cumplimiento.

Así, el objetivo para 2018 es lograr que el Casco Antiguo se convierta durante Sanfermines en zona de “Plásticos Cero”, para lo que se multiplicará por tres el número de vasos repartidos hasta la fecha de forma que se pueda llegar a cubrir el 100% de los establecimientos. Como objetivo secundario, el Consistorio seguirá trabajando en ampliar la oferta de vasos reutilizables a otras zonas de la ciudad y a más eventos festivos, lo que ya se ha puesto en marcha en Navidades y en las fiestas de San Fermín de Aldapa.

El 50% del coste de distribución, recogida y limpieza de vasos reutilizables se sufraga por el euro consignado de los vasos no devueltos

El concejal delegado de Ecología Urbana y Movilidad, Armando Cuenca, y la directora de ese mismo área, Camino Jaso, han dieron cuenta la semana pasada de los resultados obtenidos por el vaso reutilizable en Pamplona en la más extensa experiencia, en los pasados Sanfermines. En esa campaña participaron hasta 50 espacios festivos entre los que se incluían bares, peñas y barras, al igual que la Plaza de Toros y el Frontón de Labrit. En total, el Ayuntamiento distribuyó 284.520 vasos, a los que hay que sumar los que pusieron en circulación otras iniciativas ciudadanas, como Gora Iruñea, Nafarroa Oinez y la hostelería del centro.

Según los datos del Área de Ecología Urbana y Movilidad, se lavaron y recuperaron 119.000 de ellos, lo que significa que en torno al 47% de los vasos volvieron al sistema y se reutilizaron una media de 5 veces. Según los cálculos del Consistorio eso conlleva un ahorro estimado en emisiones de CO2 de 4,9 toneladas, que es la cantidad que se hubiera generado para fabricar un número equivalente de vasos desechables.

Con respecto a la recogida de basura, la reducción de los residuos de calle o de barrido en los últimos Sanfermines descendieron un 21,82% con respecto al año pasado (de 422 toneladas a 330 toneladas), algo en lo que el vaso reutilizable se valora como un elemento clave, al incidir sobre la población más joven y el horario nocturno. Además y respecto a gastos, el área estima que el 50% del coste de distribución, recogida y limpieza de este producto fue sufragado por el euro consignado de los vasos no devueltos.

Tras este análisis, el Consistorio ha decidido ofrecer de forma continua un servicio a medida de reparto de vasos reutilizables para fiestas de barrios y eventos de colectivos sociales.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *