Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los nuevos depósitos multiplicarán por tres la capacidad de los anteriores, de carga trasera, y conllevarán un menor coste de gestión.

La Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado de Palma (EMAYA) está sustituyendo los contenedores de carga trasera por nuevos contenedores de carga lateral, que multiplican por tres su capacidad con respecto a los anteriores. En total está previsto colocar en Palma 2.000 nuevos contenedores de carga lateral.

En este sentido, cabe recordar que durante la pasada legislatura se inició el proceso de ampliación del sistema de carga lateral en Palma con la adquisición de cinco vehículos adaptados para este modelo de recogida, la instalación de 450 contenedores y la previsión de colocación, realizada en 2010, de otros 800.

Una de las principales características del sistema de contenedores de carga lateral frente al de carga trasera consiste en su menor coste, ya que está operado por una única persona y se realiza en horario diurno. Gracias al ahorro obtenido con esta mecánica de trabajo y a otras medidas de eficiencia en la gestión, EMAYA podrá este año 2014 bajar por primera vez en 70 años sus tarifas. Así, reducirá un 4% la tasa de recogida de basuras a los ciudadanos de Palma y en un 45% la factura a 4.000 familias con rentas bajas.

Con el propósito de que los vecinos de los diferentes barrios en los que se implementará el sistema de carga lateral conozcan la nueva ubicación de los contenedores, el equipo de controladores medioambientales de EMAYA está realizando una campaña de comunicación, reforzada con el envío de una carta informativa acompañada de un plano con la previsión de ubicación de los nuevos de los depósitos.

La previsión de ubicación de los contenedores de carga lateral se ha realizado siempre en base a criterios de los técnicos de la empresa municipal que, con posterioridad, realizan los ajustes que se estiman más adecuados para el óptimo funcionamiento del sistema.

Con esta nueva fase del proceso de tecnificación, EMAYA prevé aumentar en más de 500.000 litros la capacidad para el depósito de residuos en Palma. La sustitución de los contenedores de carga trasera por los de carga lateral permitirá, además, ganar más de 2.000 metros lineales de aparcamiento en las calles de la ciudad.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *