Con esta nueva extensión, el servicio de recogida de biorresiduos estará disponible para el 22% de la población de Palma, unos 100.000 habitantes.

Palma amplía la recogida de materia orgánica a nuevos barrios

El Ayuntamiento de Palma (Mallorca) empezó el pasado lunes a instalar 39 contenedores para la recogida selectiva de materia orgánica en los barrios de Santa Catalina, Son Armadans, Son Dureta y la Teulera, a los que se sumarán otros 21 más para ampliar el servicio en los barrios donde esta recogida ya está implantada

Con esta nueva actuación la ciudad contará ya con 128 contenedores de residuos orgánicos en 12 barrios.

Estos contenedores están cerrados y se abren con la tarjeta ciudadana. El principal objetivo del cierre de los contenedores es garantizar la calidad de la materia orgánica depositada, para así poder destinar este material a la elaboración de compost y biogás.

Hasta ahora, este objetivo de calidad se ha logrado muy por encima de las expectativas, superando el 99%, con menos de un 1% de impropios (residuos que deben depositarse en otro contenedor). En cuanto a la cantidad, en el año 2019 en Palma se recogieron un total de 4.000 toneladas de materia orgánica, un 23% más que el año anterior.

La tarjeta de apertura permite también recoger datos de los usuarios del sistema para poder aplicar, previsiblemente a partir de 2022, una tarifa más justa que tenga en cuenta la producción y separación de residuos en cada hogar.

La materia orgánica (restos de comida, frutas y verduras, pequeños restos vegetales, café, té, etc.) supone el 40% de los residuos domésticos. Por tanto su recogida selectiva es fundamental para incrementar el reciclaje y alcanzar la meta del 50% que marca la actual legislación sobre residuos. Además de estos barrios que disponen de contenedores específicos, también se recogen los biorresiduos a diario en la zona del centro histórico, que cuenta con el sistema de recogida selectiva móvil, así como en Son Sardina.

En total, unos 100.000 habitantes ya tendrán este servicio a su alcance. Tal y como recordó el alcalde de Palma, José Hila, «más del más del 22% de la población de Palma ya puede separar la materia orgánica, depositarla en estos contenedores, contribuyendo al reciclaje, la lucha contra el cambio climático y ayudando a hacer una ciudad más sostenible».

Campaña de información y sensibilización

Este mes de octubre comenzó la campaña de información y concienciación en los barrios donde existe o se está implantando la recogida selectiva de residuos orgánicos. Es una campaña de proximidad, a nivel de calle, a cargo del equipo de educación ambiental de la empresa municipal EMAYA. Se distribuye material informativo, así como cubos y bolsas para facilitar la separación de la materia orgánica. EMAYA tendrá puntos informativos en estos barrios y realizará charlas en las asociaciones de vecinos y otras entidades.

La campaña está teniendo muy buena acogida entre los vecinos y muchos han acudido ya a las mesas informativas para conocer el funcionamiento del servicio y recoger los cubos y bolsas para la separación de los residuos.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *