Estas instalaciones recepcionarán muebles y enseres, así como residuos de construcción procedentes de obra menor, para su posterior tratamiento.

Residuos de construcción

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico para el emplazamiento de siete áreas de aportación de residuos de construcción y demolición (RCD) y de residuos voluminosos y enseres no peligrosos.

La construcción de estas plantas se integra en el Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, en colaboración con los consorcios de gestión de residuos y las diputaciones provinciales.

El Consorcio Provincial para la Gestión Medio Ambiental y Tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos de Segovia promueve las áreas de aportación de la provincia. Estas plantas, ubicadas en parcelas municipales, son recintos explanados y hormigonados, cercados con valla de malla metálica, en los que se instala una marquesina bajo la que se colocan los contenedores para el depósito de los residuos de construcción y demolición y residuos voluminosos y enseres no peligrosos.

Finalmente se coloca un cartel informativo, visible desde el exterior del recinto, en el que se señalan los residuos que es posible depositar, los que están prohibidos y los horarios de acceso. Las áreas de aportación disponen, como mínimo, de un contenedor específico donde acumular los RCD procedentes de obra menor o de reparación domiciliaria, para que posteriormente puedan ser tratados por un gestor autorizado.

Estas nuevas áreas se instalarán en siete localidades de la provincia. En concreto, en Adrados, Brieva, Hontalbilla, Migueláñez, Ortigosa de Pestaño, Santo Domingo de Pirón y Torreiglesias.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *