La nueva instalación tendrá capacidad para tratar hasta 55.000 toneladas anuales de residuos plásticos mixtos.

Países Bajos albergará una nueva planta de reciclaje químico industrial
Residuos plásticos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Neste y Ravago crearán una empresa conjunta para construir una instalación industrial de reciclaje químico en el puerto del Mar del Norte, en Vlissingen (Países Bajos). La instalación pretende ser el punto de partida de las actividades de reciclaje químico (a menudo también llamado «reciclaje avanzado») de ambas compañías, basadas en el avance de la tecnología de licuefacción termoquímica de la empresa estadounidense Alterra Energy, una innovadora empresa de tecnología de reciclaje químico.

Esta asociación estratégica combina la experiencia de Ravago en la preparación mecánica de residuos plásticos, la tecnología de licuefacción propia de Alterra Energy y la experiencia de Neste en el procesamiento de hidrocarburos. La nueva planta de reciclaje químico industrial tendrá una capacidad de procesamiento anual de unas 55.000 toneladas de residuos plásticos mezclados, lo que corresponde a los residuos de envases de plástico generados por unos 1,7 millones de ciudadanos de la UE al año.

A largo plazo, los socios aspiran a aumentar significativamente su capacidad de procesamiento a escala mundial y continuar el desarrollo de la empresa conjunta para convertirla en líder mundial en el reciclaje químico de residuos plásticos mixtos.

«Estamos realmente entusiasmados con el progreso de nuestro proyecto conjunto. Al fijar la ubicación y el alcance de la inversión, estamos de nuevo un paso más cerca de convertir nuestro sueño en realidad», afirma Theo Roussis, director general de Ravago. «Junto con Neste, tenemos los ingredientes necesarios para una receta exitosa para crear soluciones escalables, convirtiendo flujos de residuos no reciclables en productos finales valiosos».

«El reciclaje químico ha sido una tecnología prometedora para acelerar la creación de una economía circular durante bastante tiempo», afirma Mercedes Alonso, vicepresidenta Ejecutiva de Polímeros y Químicos Renovables de Neste. «Ahora, es el momento de llevarla al siguiente nivel y convertir la promesa en una solución industrial. Combinando la experiencia de Ravago y de Neste, tenemos los medios para implementar rápidamente la tecnología y comenzar la producción a escala comercial. Con un esfuerzo conjunto y dedicado, podemos reunir los conocimientos técnicos a lo largo de toda la cadena de valor para convertir los residuos en recursos valiosos. Nuestra ambición es clara: ser un líder mundial en soluciones renovables y circulares.»

Esta inversión específica es la continuación del rápido progreso en la cooperación entre los dos socios. En 2019, Neste y Ravago establecieron el objetivo conjunto de alcanzar la capacidad de procesar más de 200.000 toneladas de residuos plásticos mixtos al año para 2030. Desde entonces, las empresas han evaluado las tecnologías, el mercado de materias primas y han elaborado casos de negocio conjuntos para desarrollar capacidades de reciclaje químico. Ya en 2020, Neste realizó con éxito la primera de varias pruebas industriales con plástico de desecho licuado en su refinería de petróleo de Finlandia.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *