Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Estos nuevos residuos derivados de la pandemia pueden tardar en descomponerse hasta 400 años, por lo que su correcta gestión es esencial para que no afecte a los ecosistemas.

Las mascarillas son un nuevo residuo a raíz de la pandemia
Mascarilla abandonada. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

En el mundo se están utilizando aproximadamente 129.000 millones de mascarillas desechables cada mes, que pueden tardar hasta 400 años en descomponerse si no se desechan correctamente, según datos recopilados por el proyecto LIBERA. El abandono incontrolado de este tipo de residuos trae consigo graves consecuencias para los entornos naturales, además del riesgo sanitario que representan, pues las mascarillas ya utilizadas son un vector de contagio del virus.

Solo en España, según la Fundación para el Conocimiento madri+d, si la mitad de la población usa una nueva mascarilla quirúrgica cada día, se consumirán alrededor de 705 millones por mes. De hecho, el Gobierno recomienda adquirir cuando sea posible las mascarillas reutilizables (de especificación UNE 0065), reduciendo así la generación de estos residuos.

En este contexto, LIBERA, el proyecto de SEO/BirdLife y Ecoembes, ha puesto en marcha la campaña #NoAbandonesTusGuantesYMascarillas, para recordar la importancia de ser responsables en la gestión de estos nuevos residuos y que siempre acaben en la papelera o el contenedor de resto, y no en el suelo de entornos urbanos o naturales. La Fundación Reina Sofía, que colabora con LIBERA desde hace tres años, se ha unido también a este llamamiento para aumentar la concienciación de la sociedad en torno a este nuevo residuo.

Según las conclusiones de un estudio sociológico desarrollado por el Proyecto LIBERA, un 68% de los encuestados asegura estar bastante o totalmente concienciado sobre el abandono de residuos en el medio ambiente. Además, un 47% asegura recoger cualquier residuo que se encuentra abandonado en la naturaleza, aunque no sea suyo; un 33% llama la atención si ve a alguien que tira basura, mientras que un 11% declara dejarlo ahí porque no es su responsabilidad.

Cabe destacar que, para los entrevistados, la vergüenza, la pena y la rabia son los principales sentimientos que les aparecen cuando se encuentran basura en la naturaleza.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *