En el marco del proyecto Value-Rubber se construirá en España una planta piloto de reciclaje de alta calidad de caucho de neumáticos combinando tecnologías mecánica y de microondas.

Proponen el uso de microondas para reciclar neumáticos usados

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y del Centro Tecnológico del Calzado y del Plástico de la Región de Murcia (CETEC) han desarrollado un proyecto novedoso para el reciclaje del caucho de neumáticos fuera de uso mediante una combinación de tecnologías mecánica y de microondas. Esta aplicación tecnológica, vinculada a la economía circular, permite reciclar el caucho vulcanizado y contribuye a minimizar los problemas ambientales de los vertederos de neumáticos.

Esta nueva metodología ha recibido financiación de la Unión Europea, a través de un proyecto para su transferencia tecnológica aplicada al desarrollo de una planta piloto en España que manufacture compuestos y piezas de caucho de alta calidad a partir del caucho reciclado.

En la actualidad, en Europa se desechan más de 3 millones de toneladas de neumáticos al año. Menos de la mitad de ese material es reutilizado, como los gránulos de caucho vulcanizado empleados en nuevos asfaltos, césped sintético, superficies deportivas y parques infantiles.

En Europa hay una única planta para la recuperación del caucho mediante una desvulcanización parcial que, mezclado con caucho virgen, permite la fabricación de productos de goma de baja calidad.

Después de la reutilización y la recuperación, el siguiente paso en la evolución de la economía circular es conseguir el reciclaje eficiente de caucho de alta calidad como sustituto del caucho virgen, que permita fabricar componentes de caucho de alta calidad e incluso neumáticos a partir de otros ya inservibles, explica Rafael Pérez Campos, investigador del grupo Electromagnetismo y Materia (GEM) de la UPCT.

Europa tiene un problema logístico de capacidad de almacenaje de neumáticos que acaban depositados en vertederos sin ningún tipo de tratamiento, con el riesgo de combustión por el que se desprenden gases muy contaminantes para la atmósfera y tóxicos para la salud. “Es aquí, precisamente, donde estamos buscando una solución óptima empleando la tecnología de microondas, cuya alta eficiencia potenciaría la competitividad de la industria europea”, agrega Pérez Campos.

El proyecto lo está desarrollando un consorcio multinacional integrado por tres empresas y dos centros de investigación: la empresa española Synthelast (con sede en Elche y dedicada a la transformación de termoplásticos y poliuretanos), la belga Dymotec (fabricantes de maquinaria eléctrica y mecánica), la empresa francesa Borflex (formulaciones y producción de compuestos y piezas de caucho, poliuretano, silicona, elastómeros termoplásticos y composites), el Centro Tecnológico del Calzado y del Plástico de la Región de Murcia y la Universidad Politécnica de Cartagena.

Desde septiembre de 2019, en el laboratorio del grupo de investigación GEM de la UPCT se están realizando los ensayos con la tecnología de microondas para diseñar el proceso optimizado de desvulcanizado a gran escala que preserve las propiedades del caucho original, y que está previsto entre en funcionamiento en la planta piloto para 2021.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *