Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Comisión de Economía del Ayuntamiento malagueño aprueba estudiar la posible implantación de un sistema de retorno de envases que compense a los usuarios que reciclan con descuentos en los mercados municipales.

El Ayuntamiento de Malaga estudiará la implantación de un sistema de retorno de envases
Las máquinas de retorno de envases son habituales en los países nórdicos y en Alemania. Foto: Retorna

La Comisión de Economía del Ayuntamiento de Málaga ha abierto la puerta a la posible implantación en el municipio de un sistema de retorno de envases. En este caso estaría centrado en los envases de plástico y las latas, con la idea de incentivar el reciclaje mediante la entrega de descuentos en los mercados municipales a cambio de estos recipientes, según informa La Opinión de Málaga en su edición digital.

Los grupos municipales dieron el pasado lunes el visto bueno a una moción presentada por Málaga Ahora en la Comisión de Economía y en la que propone que el Ayuntamiento estudie la implantación de máquinas de reciclaje donde los vecinos puedan depositar los envases de plástico y latas, recibiendo a cambio un descuento en los comercios de los mercados municipales.

Málaga Ahora argumentó que estas máquinas son muy populares ya en muchas ciudades del mundo, en especial en los países nórdicos y Alemania. El objetivo es animar a los ciudadanos a que reciclen a cambio de un pequeño incentivo económico. Además, la formación política considera que este material reciclado se puede vender, financiando así el sistema.

El hecho de que esta forma de reciclaje se compense con un descuento para usar en los mercados serviría además para incentivar la compra en estos espacios.

Recientemente, otras localidades y regiones españolas han abordado la posibilidad de implantar, de forma más o menos intensa, este sistema de reciclaje. Es el caso de Valencia, cuyo Ayuntamiento estudia instalar estas máquinas de reciclaje en los mercados municipales, o de Baleares, donde varios representantes medioambientales viajaron hace poco a Alemania para conocer el modelo in situ.

Por otro lado, uno de los más firmes detractores del sistema de depósito, devolución y retorno de envases (SDDR) ha sido Ecoembes, entidad que asegura que su implantación conllevaría un coste desmesurado para lograr una mejora irrelevante para el medio ambiente. Su director de Comunicación, Antonio Barrón, aseguró que varios países europeos ya han rechazado el sistema, y que otros lo están desmantelando.

Fuente:
La Opinión de Málaga

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *