Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La empresa cervecera también impulsará proyectos que den una segunda vida a todos sus envases para alcanzar el objetivo de cero residuos sólidos en vertederos.

Mahou San Miguel se compromete a que sus envases de agua sean 100% reciclados

La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel ha diseñado un plan de acción que, entre otros ámbitos de actuación, pone su foco en la transición hacia un modelo más alienado con la economía circular. En este sentido, la compañía ha adquirido, entre otros, el compromiso de que en 2025 todos sus envases cuenten con un 100% de RPET (PET reciclado) y sean 100% reciclables.

Un objetivo ambicioso en el que la compañía ha logrado ya importantes avances, especialmente con su emblemática marca Solán de Cabras, que ya cuenta con un 50% de este material reciclado en todos sus envases que, además, son 100% reciclables, tanto en el caso de su icónica botella azul como en el de la edición rosa que cada año lanza junto con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Por otro lado, alineado con el enfoque circular que persigue con su negocio, la firma se compromete a impulsar proyectos que den una segunda vida a todos sus envases para alcanzar cero residuos sólidos en vertederos y, de forma paralela, se encuentra inmersa en un programa de optimización del gramaje de sus envases con el que ha logrado reducir en 886 toneladas sus emisiones de CO2 en los últimos 2 años.

Otras actuaciones ambientales

La preservación del entorno es otro de los ejes de actuación que la Unidad de Negocio de Aguas de la cervecera reforzará de cara a 2025. En línea con ello, impulsará proyectos encaminados a proteger los parajes naturales de sus cuatro manantiales, ubicados en Beteta y Fuente del Arca (Cuenca), Los Villares (Jaén) y La Orotava (Santa Cruz de Tenerife), garantizando la calidad y sostenibilidad de los acuíferos.

De la misma manera, Mahou San Miguel también intensificará su cuidado del entorno a través de su alianza con el Proyecto Libera de Seo Birdlife, centrada en la lucha contra el abandono de residuos en entornos naturales, también conocido como littering.

En el ámbito de la energía, se ha marcado como meta adquirir el 100% de energía eléctrica verde y reducir un 8% su consumo total de energía en todas las instalaciones vinculadas a este ámbito de su negocio. Además, en línea con el objetivo de reducir su impacto ambiental, se compromete a contar con una flota 100% sostenible en 2025 y reducir un 25% sus emisiones de CO2 mediante la puesta en marcha de medidas centradas en la optimización de cargas en el transporte.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *