Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los madrileños podrán depositar estos residuos en los puntos limpios fijos y móviles para su posterior reciclado.

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado a reciclar las cápsulas de café y la madera. Esta es una de las novedades del nuevo contrato de puntos limpios, en vigor desde el 1 de diciembre, adjudicado por el área de Medio Ambiente y Movilidad por 2.700.000 euros y con vigencia de un año prorrogable otro más.

Este contrato incluye la ampliación de la recogida a nuevas fracciones de residuos (capsulas de café y madera) que se pueden depositar por separado en estos centros, la ampliación de los recorridos y paradas de los puntos limpios móviles y la creación de los nuevos puntos limpios de proximidad.

En el caso de las cápsulas de café, la asociación sin ánimo de lucro Otro Tiempo, mediante acuerdos con CESPA, adjudicataria del contrato, y la empresa alimentaria Nestlé, y con el visto bueno del Ayuntamiento, se ha comprometido a recoger todas las cápsulas depositadas en los recipientes para estos residuos, sean de la marca que sean, y entregárselas a Nestlé, que se encargará de su reciclado.

Recipientes para estos residuos habrá tanto en los puntos limpios fijos como en los móviles y en los de proximidad.

Madrid comienza a reciclar las cápsulas de café y la madera
Vista parcial de uno de los puntos limpios de Madrid

Puntos móviles y de proximidad

Los puntos limpios móviles son vehículos itinerantes especialmente diseñados para hacer las funciones de recogida de ciertos residuos a particulares. Permanecen parados por unas horas para su uso en una serie de puntos, siempre los mismos, en diferentes barrios de los 21 distritos de la ciudad.

Actualmente existen 222 posiciones semanales de puntos limpios móviles y con el nuevo contrato se incorporarán el próximo año 108 más, con lo que se llegará a 330.

También en 2017 comenzarán a funcionar los puntos limpios de proximidad, de los que inicialmente se instalarán 10. Este tipo de centros tiene una tipología diferenciada del modelo de punto limpio fijo: menores dimensiones y prestaciones, pero más cercano al vecino al poder integrarse más en la ciudad.

Los puntos limpios de proximidad estarán ubicados en el interior de recintos municipales (polideportivos, centros culturales, juntas de distrito…), en un espacio reducido (en torno a 50 m2), y estarán dotados de un sistema modular de contenerización de los residuos que se reciban.

En cuanto a los puntos limpios fijos, en Madrid hay 16 que dan servicio a los 21 distritos de la ciudad.

Los particulares pueden utilizar la Red de Puntos Limpios del Ayuntamiento de Madrid para la valorización o eliminación de residuos urbanos de origen domestico que no se depositan en los cubos de basura. Además de cápsulas de café y madera, también se pueden llevar a estos centros vidrio, papel y cartón, metales, envases, aceites vegetales usados, residuos voluminosos (colchones, muebles, somieres, marcos, puertas…), escombros procedentes de pequeñas obras domésticas, aparatos eléctricos y electrodomésticos y ropa y calzado usado, entro otros.

Asimismo, se recogen algunos residuos peligrosos como medicamentos, baterías de automóvil, aerosoles, radiografías, pinturas y disolventes, tubos fluorescentes y bombillas y pilas alcalinas o de botón.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *