Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Además, los puntos limpios fijos dispondrán de un espacio dedicado a la reutilización de objetos y enseres como muebles, electrodomésticos…

madrid amplía su red de puntos limpios de proximidad

La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid autorizó ayer el nuevo contrato de puntos limpios de proximidad por un presupuesto de más de 23 millones para cuatro años más uno de posible prórroga. Con esta medida, el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad aumentará el tipo de residuos que se recogen en ellos, se ampliará en 20 unidades los puntos limpios de proximidad y se va a introducir la reutilización en los fijos. Todo ello en línea con la Estrategia de Reducción de Residuos de la ciudad.

Además, el contrato permitirá renovar la imagen y mejorará las instalaciones de los puntos fijos, para los que también se incrementará la seguridad. En cuanto a los móviles, se va a hacer una renovación total de la flota con vehículos CERO y ECO.

La ciudad de Madrid dispone de una red de puntos limpios fijos, móviles y de proximidad, cuya función es la de captar los residuos de origen doméstico que, por sus características cualitativas o cuantitativas, no pueden recogerse a través de los servicios ordinarios de recogida de residuos. En la actualidad existen 16 puntos limpios fijos que dan servicio a los 21 distritos de la ciudad y 330 ubicaciones semanales de puntos limpios móviles. Existen también 10 instalaciones de puntos limpios de proximidad desde este año, a las que se sumarán las 20 nuevas unidades aprobadas ayer.

Los puntos limpios de proximidad tienen menores dimensiones y prestaciones que los fijos, pero son más accesibles al estar integrados en la ciudad. Es un nuevo concepto de mueble situado en recintos municipales acotados y que por sus dimensiones puede ser ubicado en zonas en las que, por falta de espacio, no es posible la instalación de un punto fijo al uso.

Puntos para la reutilización

Los 16 puntos limpios fijos también servirán como espacios para reutilizar objetos menores y voluminosos con el objetivo de implantar una cultura de reducción de residuos e incrementar la participación ciudadana. Además, permitirán depositar nuevos residuos como pequeñas bombonas de gas, neumáticos de bicicleta, tapones de plástico de recipientes domésticos, etc.

En cuanto a los puntos limpios móviles, prestarán servicio los 12 meses del año, incluyendo agosto, que actualmente era inhábil en el servicio, y se aceptarán más residuos, como neumáticos de bicicleta, entre otros.

Además, en los criterios de adjudicación se incluirá el incremento de puntos limpios de proximidad y móviles respecto a las mejoras ya planteadas.

El contrato también incluye la explotación del servicio de saneamiento y retirada de residuos de viviendas y locales que determinen los servicios municipales de Madrid Salud o los juzgados competentes con el fin de restablecer el adecuado nivel de limpieza y aseo.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *