Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El nuevo contrato para la gestión de los puntos limpios incluye también el desarrollo gradual de acciones para promover la reutilización de objetos susceptibles de tener una segunda vida.

Nuevo contrato para la gestión de puntos limpios en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha iniciado un nuevo contrato para la gestión de la red de puntos limpios de la ciudad. Desde esta semana, en los puntos limpios fijos ya pueden entregarse bombonas de gas de hasta 10 litros (camping gas, helio…), porexpán (corcho blanco) de embalajes domésticos, neumáticos de bicicleta y tapones de plástico de recipientes domésticos. De la misma forma, estos dos últimos residuos pueden depositarse también en los puntos limpios móviles.

Con el nuevo contrato se incrementarán progresivamente las ubicaciones de puntos limpios móviles hasta 350 y se va a dotar a la ciudad de 40 nuevos puntos limpios de proximidad -los ubicados en espacios urbanos que no pueden acoger puntos fijos de mayores dimensiones- hasta llegar a los 50.

Además, en el contrato se incluye el servicio de saneamiento y retirada de residuos en viviendas y locales en los que los niveles de insalubridad hacen que las autoridades sanitarias municipales (Madrid Salud) o judiciales (juzgados de instrucción) determinen la necesidad de restablecer el adecuado nivel de limpieza y aseo.

Espacio para la reutilización

La reutilización de materiales (en prueba piloto en la instalación de San Blas-Canillejas) también se incorpora gradualmente en todos los puntos limpios fijos con el nuevo contrato. Para evitar que se conviertan en residuos, los elementos susceptibles de ser reutilizados podrán ser retirados posteriormente por otros usuarios interesados en ellos, mediante un sistema informático de gestión.

El nuevo servicio también contempla la renovación de la flota de vehículos de los puntos limpios móviles, con la incorporación de las tecnologías más eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

Al mismo tiempo, está prevista la renovación en la imagen y funcionalidad de los puntos limpios fijos y móviles, dotándoles de nuevos elementos informativos, de identificación, lumínicos y decorativos que facilitarán su uso a la ciudadanía.

Recogida segura

En la red de puntos limpios fijos se incorpora un contrato de seguridad específico que permite a trabajadores y usuarios desarrollar la actividad de forma segura y tranquila y que evita la sustracción de los residuos durante el horario de cierre de las instalaciones, garantizando la correcta gestión de los mismos.

El contrato incluye la presencia de guardas de seguridad en cada uno de los 16 puntos limpios fijos durante su horario de apertura, así como la implantación en cada instalación de un sistema de videovigilancia nocturna con visionado permanente de imágenes y aviso inmediato a la Policía en caso de intrusión.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *