Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los nuevos vehículos, propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC), darán servicio a la ampliación de la recogida de biorresiduos a toda la ciudad en 2019.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer el presupuesto para la adquisición de 36 camiones ECO para la recogida de residuos orgánicos con un presupuesto total de 8 millones de euros. Estos vehículos recolectores compactadores servirán para para dar respuesta a la ampliación a todos los distritos de la recogida de la fracción orgánica, que se inició en noviembre de 2017.

Todos los vehículos contarán con propulsión por Gas Natural Comprimido (GNC) y, por tanto, con categoría ambiental ECO. Para adaptarse a las necesidades específicas de los distritos en los que darán servicio, se contempla la adquisición de dos modelos distintos: 30 unidades de carga trasera con 19 m3 de capacidad y 6 unidades de carga lateral con 22 m3 de capacidad cada una.

Los camiones desarrollarán su servicio en los distritos de Centro, Retiro, Salamanca, Chamartín, Fuencarral – El Pardo, Moratalaz, Carabanchel, Usera y Barajas, en los que se implantará progresivamente la recogida selectiva diaria de biorresiduos a partir de noviembre de 2019.

La recogida de la fracción orgánica comenzó en noviembre de 2017 con una prueba piloto en 17 zonas pioneras. A partir de esta primera experiencia, el servicio ha ido creciendo de forma progresiva hasta cubrir 12 distritos a día de hoy y atender a una población de unas 1.800.000 personas. Actualmente se recogen de forma diaria unas 273 toneladas de este tipo de residuo.

Con la incorporación de estos camiones recolectores y la ampliación de la recogida de la fracción orgánica a toda la ciudad se contribuye al objetivo europeo de alcanzar el 50% de residuos preparados para la reutilización y el reciclado antes de 2020 y se pone a Madrid en la línea de tener implantada completamente la recogida separada del residuo orgánico o biorresiduo en dicho año.

El propósito final es mitigar el impacto adverso de los residuos sobre la salud humana y el medio ambiente, mejorando la eficiencia en el uso de los recursos, meta contemplada en la Estrategia de Reducción de Residuos de la ciudad de Madrid, pendiente de su aprobación definitiva.

La adquisición de estos vehículos de categoría ECO forma parte del Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que en su punto 18 prevé la renovación de la flota de los servicio municipales por vehículos de bajas emisiones.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *