Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los responsables de las principales asociaciones del sector recuperador en los ámbitos nacional, europeo y mundial coinciden en que solo desde la unión podrán hacer frente a la actual incertidumbre geopolítica mundial y a otros problemas comunes como el exceso de regulación, las cargas administrativas, el proteccionismo y la competencia desleal.

La industria del reciclaje pidió unidad durante el Congreso FER

El presidente de la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), Ion Olaeta, inauguró ayer la 15ª edición del Congreso nacional del reciclaje con un llamamiento a la unidad de la industria del reciclaje porque, según manifestó, “nuestras empresas padecen los mismos problemas que nuestras homólogas europeas o estadounidenses”.

Olaeta realizó un encendido alegato en defensa del sector recuperador y su papel primordial en el desarrollo económico actual y clave en el nuevo modelo circular: “Nuestras plantas de tratamiento de residuos son las auténticas minas del siglo XXI, en las que convertimos en recursos lo que otros desechan”. Por tanto, “los gestores somos la solución para cambiar de paradigma económico y no un problema como así parecen ver aquellos que nos someten a un exceso de regulación y de cargas administrativas y, a la vez, no ponen el mismo desempeño en acabar con el intrusismo y la competencia desleal que amenaza a este sector, al medio ambiente e impide aumentar las tasas de reciclaje”.

Las plantas de tratamiento de residuos son las minas del siglo XXI, en las que se convierten en recursos lo que otros desechan

A continuación, Josep Maria Tost i Borràs, director de la Agència de Residus de Catalunya, puso de manifiesto “la importancia del sector de la recuperación como motor económico, siendo las empresas de gestión de residuos claves para impulsar la cadena de la economía circular, recuperando los recursos para ser nuevamente utilizados.” Además, Tost se refirió a “continuar con la apuesta de colaboración con el sector, en encuentros de trabajo, intercambio y comunicación para avanzar en la mejora de la gestión de los residuos”.

Por su parte, Xavier Riba Mas, presidente del Gremi de la Recuperació de Catalunya, colaborador de esta edición del congreso de FER, afirmó que, ante el reto de un mundo cada vez más global, “en España juntos somos pequeños, imaginad separados”. “El asociacionismo dividido es débil ante los retos que plantean las leyes transeuropeas y las elites económicas que gobiernan el mundo”, añadió, por eso “la atomización del sector español de la recuperación precisa de asociaciones fuertes que les defiendan y orienten hacia la competitividad”.

APUESTA POR LA TECNOLOGÍA

A continuación, José Martínez, fundador-director de Trading12, ofreció una conferencia sobre “Tendencias en el Mercado Mundial de las Materias Primas” en la que animó a las empresas recuperadoras a dar un paso hacia delante: “Manejamos los negocios como lo hacían nuestros padres o abuelos”, dijo el experto, que apeló al uso de la tecnología para aumentar la rentabilidad: “La que lleváis en el bolsillo es 10.000 veces más potente que la que tenía el Apolo 11 en su viaje a la Luna, por lo que debéis aprender a utilizarla”.

Las cargas administrativas y la competencia desleal del sector público influyen sobremanera en el precio de las materias primas secundarias

Posteriormente tuvo lugar una de las actividades más esperadas del evento, la mesa redonda “La incertidumbre geopolítica mundial y el precio de las materias primas”, en la que los principales representantes de la industria mundial del reciclaje debatieron sobre cómo han afectado acontecimientos como el Brexit, las elecciones francesas o el gobierno de Trump al precio de las materias primas.

Para Ranjit Baxi, presidente del Bureau of Internacional Recycling (BIR), “la incertidumbre actual sobre los mercados mundiales debido a los desafíos de los cambios geopolíticos, las próximas elecciones europeas, la influencia del Brexit sobre el comercio -tanto dentro como fuera de Europa-, el consiguiente efecto sobre la volatilidad de las divisas, añadido a la reestructuración de las alianzas dentro del ámbito marítimo, que afecta a las tarifas de flete, son factores que hacen de 2017 un año muy difícil y, sin duda, exigirá que las empresas revisen y mitiguen los riesgos de negociación y trate de proteger sus márgenes constantemente”.

Michael Schuy, presidente de la Confederación Europea de Industrias del Reciclaje (EuRIC) destacó que, además de la incertidumbre geopolítica mundial, hay otros factores como “las excesivas cargas administrativas y la competencia desleal que lleva a cabo el sector público, que influyen sobremanera en el precio de las materias primas secundarias”.

En un llamamiento a la unión de los recuperadores europeos, Schuy declaró que EuRIC garantizará “que los beneficios que el reciclaje aporta a la economía, el medio ambiente y la sociedad sean reconocidos y efectivamente reflejados” en la legislación.

España “juega en primera división” en la industria de la recuperación pero el sector está demasiado atomizado

A continuación, Ramón Martul, director manager de Materias Primas de INTL, radiografió la situación actual de los principales materiales que cotizan en bolsa y pronosticó que “a corto plazo en los mercados de materias primas estamos ante unos meses tranquilos”.

Por su parte, Ramón Madariaga, director general del Grupo Hirumet Taldea, moderó la mesa redonda y como experto en reciclaje de metales destacó que España “juega en primera división” en la industria de la recuperación y que “no tenemos nada que envidiar a los demás”. “La parte negativa es que estamos demasiado atomizados y, por tanto, necesitamos mayor integración del sector, globalizarlo y leer lo que ha pasado en Inglaterra o en Francia”.

EL EJEMPLO DEL RECICLAJE DE AUTOMÓVILES

Otra de las ponencias que más expectación generó fue la realizada por Manuel Kindelan, director general de Sigrauto. A través de una presentación audivisual, Kindelan puso al sector de la recuperación del automóvil como ejemplo, al conseguir aumentar las tasas de reciclaje a los objetivos fijados por Bruselas, gracias al esfuerzo y a la inversión de los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) y a las plantas fragmentadoras y posfragmentadoras, tal y como reconoce el nuevo Real Decreto 20/2017 de vehículos al final de su vida útil (VFU).

Anualmente, se dan de baja en España en torno a 700.000 unidades de los automóviles incluidos en el nuevo real decreto (turismos, todoterrenos y vehículos comerciales ligeros). Los últimos datos aportados por España a Eurostat sobre reciclaje de VFU son de 2014 y ascienden a un 93,5% de recuperación total, muy cerca del 95% que fija Bruselas para 2015. Y todo ello, sin que el ciudadano tenga que sufragar el coste del reciclaje con sus impuestos.

Anualmente, se dan de baja en España en torno a 700.000 unidades de los automóviles que deben reciclarse en un 95%

CARGAS ADMINISTRATIVAS

La jornada finalizó con la presentación del estudio “El impacto de las cargas administrativas en el sector de la recuperación y el reciclado”. En él, Alicia García-Franco y Victoria Ferrer, directoras generales de FER y el Gremi de la Recuperació de Catalunya, respectivamente, anunciaron que en el próximo mes de septiembre se hará publico un estudio independiente del Colegio de Ingenieros Industriales de Cataluña que identificará y cuantificará “el coste económico que supone para un gestor de residuos, más allá de la normativa común industrial, el correcto cumplimiento de la normativa ambiental del sector”, explicó García-Franco.

Además, según añadió Ferrer, el estudio cuantificará “la pérdida de materia prima secundaria que suponen estos costes por pérdida de competitividad en relación a materias primas primarias”, analizará “el valor añadido en términos de mejora o protección ambiental en relación con el coste que suponen” y propondrá “un contenido mínimo para los estudios de costes e impacto sobre la actividad económica que deben acompañar a toda tramitación de una nueva normativa”.

El estudio dará carácter técnico y global al realizado a principios de año por FER, según una encuesta realizada a sus asociados, que cuantificó en 20.000 euros anuales de media para cada empresa recuperadora el coste de las cargas administrativas impuestas por las distintas administraciones.

Una encuesta de FER cuantificó el coste de las cargas administrativas en 20.000 euros anuales de media para cada empresa recuperadora

PREMIOS FER

Por otro lado, durante la cena de gala celebrada en la noche de ayer, FER entregó los premios “Madre Tierra” y “Una vida dedicada a la recuperación”.

La máxima distinción que la federación concede anualmente a aquellas instituciones, empresas o personas que han contribuido a la industria del reciclaje y al medio ambiente recayó en el Gremi de la Recuperació de Catalunya. Fundado en 1973, hoy cuenta con el ochenta por ciento del sector recuperador catalán, un voto en el consejo de dirección de Catalunya y representación en todas las administraciones, tanto locales como en los consejos comarcales. Xavier Riba, su presidente, fue el encargado de recoger el premio “Madre Tierra”.

El galardón “Una vida dedicada a la recuperación” fue concedido a título póstumo a Miguel Doval, de la empresa Ecogirona de Depòsits, y lo recibió su hijo, Jordi Doval, de manos de Victoriano Lajo, vicepresidente de FER. El galardón fue creado por FER hace quince años para “homenajear a los compañeros que han dedicado su vida a trabajar por esta profesión y a sacar adelante a sus empresas, con tesón, esfuerzo y sacrificio”, declaró Lajo.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *