Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Siete municipios de la comarca de Nerbioi-Ibaizabal dispondrán desde este mes del quinto contenedor para residuos orgánicos. También se fomentará el autocompostaje entre las viviendas que dispongan de huerta o jardín.

La comarca de Nerbioi-Ibaizabal recogerá la fracción resto de residuos domésticos
Presentación de la recogida selectiva de materia orgánica en la comarca de Nerbioi-Ibaizabal

Siete localidades de la comarca de Nerbioi-Ibaizabal (Bizkaia) contarán con un nuevo servicio de recogida selectiva de la fracción orgánica de los residuos domésticos mediante la implantación del quinto contenedor. La iniciativa forma parte de un programa impulsado por la Oficina de Sostenibilidad Udaltalde 21 para fomentar el compostaje y el autocompostaje en los municipios de Arakaldo, Arrankudiaga-Zollo, Arrigorriaga, Etxebarri, Orozko, Ugao-Miraballes y Zaratamo.

Los siete municipios comprenden una población total de 31.980 habitantes (aproximadamente, 11.221 hogares), además de comercios y otros grandes productores de residuos orgánicos.

Se trata de un servicio de participación voluntaria mediante inscripción. El objetivo es conseguir la participación del 30% de los hogares en esta nueva recogida, esto es, 3.366 hogares correspondientes a 9.593 habitantes.

Con este nuevo servicio, la comarca da un importante paso hacia una de las metas establecidas en el Plan de Acción de la Agenda Local 21 de Nerbioi-Ibaizabal para 2020: alcanzar un porcentaje del 55% en la recogida selectiva de residuos.

En el conocido como “quinto contenedor” o “contenedor marrón” se puede depositar solamente residuos vegetales no cocinados: frutas y verduras, pequeñas cantidades de restos de jardinería, pan, frutos secos…

La tapa del contenedor va provista de una sobretapa dotada de una cerradura para su apertura y cierre mediante llave para el depósito de los residuos. Cada hogar inscrito recibirá el kit de reciclaje: un cubo de 10 litros de capacidad, bolsas compostables, la llave que abre el contenedor y el adhesivo explicativo.

El servicio de recogida y transporte comienza el próximo lunes 27 de octubre. La frecuencia será de dos veces por semana, salvo en época estival y periodo navideño, con tres recogidas semanales. Estos residuos se trasladarán a la Planta de Compostaje de la Diputación Foral de Bizkaia, donde se convertirán en abono o compost de primera calidad para montes y jardines.

El compostaje de residuos domésticos ofrece numerosas ventajas: producción de abono de calidad; reducción de la cantidad de residuos generados; ahorro en los costes de recogida, transporte y tratamiento de residuos urbanos; conversión del residuo en un recurso, y cierre del ciclo de la materia orgánica

Por otro lado, la opción del autocompostaje se ofrece a las viviendas que disponen de jardín o huerta, de manera que puedan producir su propio abono o compost con sus residuos orgánicos. Cada hogar inscrito recibirá el compostador, un aireador y la guía didáctica, que se entregará en los talleres formativos que se realizarán en todos los municipios.

Los impulsores del proyecto han destacado que el éxito del nuevo servicio depende directamente de la participación ciudadana. Por este motivo, más adelante se abrirá una segunda ronda de inscripciones. Además, se hará seguimiento a la práctica del autocompostaje mediante llamadas y visitas.

Grandes productores

También se abordará específicamente la participación de los grandes productores como supermercados, fruterías, floristerías…, a través de contacto telefónico, visita y entrega del material necesario como cubos y bolsas, así como una explicación del funcionamiento.

Desde Udaltalde 21 recuerdan que el compostaje de residuos domésticos ofrece numerosas ventajas, como la producción de abono de calidad; la reducción de la cantidad de residuos generados; el ahorro en los costes de recogida, transporte y tratamiento de residuos urbanos; la conversión del residuo en un recurso, y el cierre del ciclo de la materia orgánica.

Según destaca la Oficina de Sostenibilidad comarcal, el tratamiento de esta fracción respecto de la recogida en masa o resto supone un ahorro considerable para los ayuntamientos: 37,85 euros por tonelada es la diferencia del precio público de uno y otro residuo: 80,74 euros más IVA frente a 46,33 euros más IVA. Así, por cada tonelada que va al compostaje en lugar de al contenedor de resto, el ahorro etotal es de 88,81 euros.

La puesta en marcha del servicio ha requerido la compra de 85 contenedores de 1.100 litros de capacidad, de carga trasera, y 3.600 llaves; 3.550 cubos domiciliarios y 355.000 bolsas compostables de 10 litros de capacidad; 170 autocompostadoras de 341 litros, y 15 autocompostadoras de 801 litros. Además, se ha contratado el diseño y ejecución del plan de información ciudadana.

Las empresas ganadoras de los concursos públicos abiertos han sido: Contenur, en el suministro de los contenedores y las llaves; Seigar Bost, para los cubos domiciliarios, las bolsas compostables y las autocompostadoras; y OCR Branding para el plan de información ciudadana. El servicio de recogida y transporte ha sido adjudicado por un año a la UTE FCC–GMSM Medioambiente.

El coste de la implantación de este nuevo servicio asciende a un total de 115.660,75 euros, de los que 55.715,66 euros corresponden al plan de información; 24.546,06 euros, a la compra de los contenedores; 25.300,49 euros para los cubos domiciliarios y las bolsas compostables, y 10.098,54 euros, a las autocompostadoras y los aireadores. Por su parte, el coste anual del servicio de recogida y transporte asciende a 49.949,68 euros.

La campaña de información ciudadana y la adquisición de contenedores, bolsas compostables, cubos domiciliarios, llaves y autocompostadoras están completamente subvencionadas por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia.

El servicio de recogida y transporte, así como el tratamiento, es financiado íntegramente por los Ayuntamientos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *