Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Barakaldo y Abanto-Zierbena serán las primeras localidades de la comarca en disponer de contenedor marrón para reciclar los restos de origen vegetal generados en los hogares.

5º contenedor para residuos orgánicos
El contenedor marrón para restos orgánicos empezará a instalarse en los próximos días. Foto: Residuos Profesional

En los próximos días un nuevo contenedor de reciclaje se incorporará al paisaje urbano de Barakaldo y Abanto-Zierbena (Bizkaia). La Mancomunidad de Municipios de la Margen Izquierda de la Ría del Nervión –integrada por Barakaldo, Sestao, Portugalete, Santurtzi, Trapagarán, Ortuella y Abato-Zierbena– ha elegido estos dos municipios para instalar un total de 50 contenedores marrones para la recogida de la fracción orgánica de los residuos domésticos. La finalidad de esta experiencia piloto, subvencionada por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Bizkaia, es evaluar el funcionamiento del sistema para su posterior extensión al resto de municipios de la comarca.

El uso del nuevo contenedor “contribuirá a crear un entorno más sostenible, ayudará a aprovechar un mayor número de residuos y a reducir el coste económico. Sin olvidar, que además, se generará un compost de gran calidad”, explicó Gorka Echave, presidente de la Mancomunidad, durante la presentación de la iniciativa.

Participación voluntaria

La participación en esta experiencia piloto de recogida de materia orgánica a través del quinto contenedor será voluntaria, “así nos garantizamos que las familias se impliquen en la correcta separación de los residuos orgánicos, necesaria para que el proyecto tenga éxito”, aclaró Gorka Echave.

Aquellas familias interesadas en participar recibirán información sobre el uso del contenedor marrón y se les entregará el kit de reciclaje, consistente en un cubo de plástico de diez litros de capacidad, bolsas biodegradables y la llave para abrir el contenedor.

Los residuos orgánicos

Desde la Mancomunidad de Municipios de la Margen Izquierda explican que en torno al 40% de la basura que se genera a diario en Bizkaia corresponde a la fracción orgánica. Si se deposita en el contenedor ordinario, correspondiente a la fracción resto, termina siendo eliminada sin tratamiento previo. Sin embargo, si se separa correctamente y se deposita en el contenedor marrón se transporta a una planta de compostaje y se transforman en compost, un sustrato natural que enrique el suelo.

Los residuos orgánicos que se reciclen a través de esta experiencia se convertirán en compost en la planta Bizkaiko Konpostegi,a situada en Artigas (Bilbao),que posteriormente se empleará en los jardines y parques de los municipios de la Comarca.

En el nuevo contenedor para la recogida selectiva de la materia orgánica se podrán depositar restos de origen vegetal no cocinados como restos de hortalizas, verduras, frutas, legumbres, frutos secos, pastas, arroces y flores. Asimismo, se pueden verter restos de pan, galletas y bollería; posos y filtros de café, bolsas de infusiones, tapones de corcho y hueveras de cartón, papel de cocina y servilletas de papel, siempre que no contengan restos de aceite.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *