Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La huella de carbono de esta actividad se situó en 1.558.560 toneladas de dióxido de carbono, 104 kg por habitante.

contenedores de residuos urbanos
Contenedores de residuos urbanos en Igualada (Barcelona). Foto: Laureà en Flickr (cc)

El secretario de medio ambiente y sostenibilidad, Josep Enric Llebot, el director de la Agència de Residus de Catalunya (ARC), Josep Maria Tost, y el jefe de la oficina catalana del cambio climático (OCCC), Salvador Samitier, presentaron este martes una nueva evaluación de la gestión de residuos municipales basada en su impacto sobre el cambio climático.

Según dicho informe, en el año 2012, las emisiones totales generadas por la gestión de los residuos municipales en Cataluña alcanzaron 1.558.560 toneladas de CO2 equivalente.

No obstante, gracias a la recuperación y el tratamiento de residuos, el año pasado se evitó la emisión de 769.167 t CO2, equivalente a las emisiones de 400.000 coches circulando 10.000 km o las de 195.000 refrigeradores funcionando continuamente durante 10 años.

El estudio presentado ha comparado los datos con los del año 2011. La huella de carbono en 2012 fue de 104 kg de CO2 equivalente por habitante, mientras que en 2011 fueron 119 kg de CO2, lo que representa un 12,6% menos.

El estudio, elaborado por Inèdit en colaboración con la ARC y el OCCC, ha utilizado una herramienta de medición desarrollada por el grupo de investigación SosteniPrA (Universidad Autónoma de Barcelona), que permite calcular la huella de carbono de la gestión de residuos municipales mediante el cálculo de los gases de efecto invernadero derivados del transporte y tratamiento de desechos, lo que resulta muy útil como soporte para una toma de decisiones con criterios ambientales en la gestión de residuos.

Josep Maria Tost subrayó que “el propósito de la Agència de Residus de Catalunya es poner esta información a disposición de las autoridades locales de Cataluña y avanzar en la próxima planificación sobre residuos considerando el tema del cambio climático”. Para Salvador Samitier, “es muy importante que las diferentes políticas sectoriales también incorporan el factor climático. El cambio climático es un fenómeno completamente transversal donde cada sector tiene que contribuir con responsabilidad”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *