Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto se desarrollará en los municipios de Enguera y Moixent y forma parte de un proyecto LIFE+ de la Unión Europea.

biomasa
El proyecto estudia y ordena la bioenergía procedente de la biomasa de los montes. Foto: Residuos Profesional

La Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana ha aprobado el proyecto de ordenación de cerca de 18.000 hectáreas forestales de monte público de los municipios de Enguera y Moixent, según ha manifestado la consellera Isabel Bonig.

La consellera ha explicado que “este proyecto estudia y ordena la bioenergía procedente de la biomasa localizada en los montes de la Comunitat Valenciana, concretamente de 17.930 hectáreas de los montes de Dominio Público propiedad de los ayuntamientos de Enguera y Moixent, como una fuente de energía sostenible, sin emisiones de CO2 y creadora de incalculables beneficios ecológicos, sociales y económicos”.

“Con la superficie forestal aportada en dicho proyecto –ha continuado Bonig– la Conselleria ha pasado de disponer, desde el año 2012, de 2.474 a 31.047 hectáreas forestales ordenadas, y están programados convenios para llegar a unas 100.000 hectáreas en 2014”.

Inventario minucioso

Según ha asegurado la consellera, el proyecto “incluye un inventario minucioso, rodal a rodal, de las especies arbóreas que existen en cada monte y de todos los hábitats contemplados en Red Natura 2000 en la zona, y con la información proporcionada por ese inventario se determinan las especies que se van a aprovechar, la edad media de las especies dominantes de cada rodal, el volumen y peso de estas, su crecimiento y altura media, entre otras”.

Las acciones de extracción sostenible de la biomasa de dichos montes están específicamente detalladas en el espacio y en el tiempo, determinándose las cuantías en volumen y/o en pesaje de los árboles a extraer anualmente y la forma de hacerlo, durante un periodo de 15 años.

La ejecución de este proyecto va a suponer un beneficio tanto ambiental como económico ya que además del que se obtiene por la extracción de la biomasa, proporciona un mayor incremento en la retención de CO2, una mejora en la fracción de cabida cubierta arbórea de los montes, un mejor comportamiento en la infiltración del agua pluvial en dicha superficie, un mejor comportamiento hidrológico del agua en los barrancos y la estabilidad del agua en los manantiales, así como un mayor censo de caza mayor, de setas y frutos del bosque

“Además la explotación de dichos recursos proporciona puestos de trabajo tanto en la fabricación de la maquinaria que se necesita para la extracción como por la propia extracción y por los tratamientos selvícolas programados”, ha manifestado Isabel Bonig

Bonig ha realizado estas declaraciones en la inauguración de la jornada “Bioenergía como alternativa de presente y futuro en el marco del proyecto Life+ Bioenergy & Fire Prevention”: cálculo de Impacto Social, Económico y Ambiental por metodologia SROI”. Esta iniciativa forma parte del proyecto LIFE+ “Bioenergy&Fire Prevention” de la Unión Europea.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *