El nuevo contrato priorizará la reparación de aquellos objetos susceptibles de tener una segunda vida útil, mientras que los que no se puedan reutilizar se reciclarán para aprovechar sus materiales.

La gestión de residuos voluminosos en Vitoria priorizará la reutilización
Camión de recogida de residuos de Koopera. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Las empresas Koopera y Emaus, unidas en UTE, gestionarán a partir de ahora la recogida, clasificación y comercialización de los residuos voluminosos del municipio de Vitoria-Gasteiz. El Gobierno municipal ha aprobado la adjudicación de este contrato para los próximos 4 años, con un presupuesto de 6,2 millones de euros.

Estos trabajos, que hasta ahora los gestionaba la misma empresa que llevaba la contrata general de limpieza de la ciudad, se contratan ahora de forma separada para mejorar la gestión de este tipo de residuos de gran tamaño (muebles, colchones, aparatos electrónicos y eléctricos y otros de procedencia domestica o comercial) que por sus dimensiones, peso u otras características impiden su recogida mediante contenedores. Además, con la nueva contratación se pretende fomentar la economía circular con la clasificación y puesta de nuevo en el mercado para su reutilización de determinados objetos.

Para poder llevar a cabo todas estas mejoras en el servicio, la empresa adjudicataria adquirirá 4 nuevos vehículos con plataforma elevadora y diversas herramientas (carretillas, utensilios especiales de desmontaje) y equipos de trabajo reforzado respecto a la situación actual.

Además, el servicio dispondrá de una nave de 2.000 metros cuadrados para la recepción y clasificación de materiales, así como para la reparación de aquellos que se puedan reutilizar. Una vez clasificados y, en su caso, reparados, la empresa pondrá los productos a la venta en un espacio comercial adicional a los que ya disponen las empresas adjudicatarias en la ciudad, y pondrán en marcha 2 Pop-up anuales. Además, se prevé participar en ferias y otras vías de comercialización fuera del municipio.

“En ese marco de una estrategia de transición hacia una economía circular hemos querido mejorar el servicio con sistemas eficaces de recogida de la totalidad de los residuos voluminosos generados por la ciudadanía y el sector el comercial y hostelero favoreciendo un manejo de los mismos que facilite su gestión posterior. También se quiere primar la recogida rápida de los voluminosos depositados de manera incontrolada en la vía pública, reduciendo al máximo su presencia en la misma”, explica el concejal de Planificación y Gestión Ambiental, César Fernández de Landa, que destaca que con este cambio en la gestión el Ayuntamiento quiere además “favorecer la reutilización frente al reciclaje, y en segunda instancia el reciclaje y la valorización frente a la eliminación. De forma paralela se fomentará y popularizará el consumo de bienes reutilizables, reparados o remanufacturados”.

De momento, la recogida se realizará a demanda en la vía pública (a partir de las 8 de la noche) y también se seguirán recogiendo los voluminosos abandonados en la calle, pero el contrato también prevé para un futuro la posibilidad de dar un servicio puerta a puerta con cita previa y con residuos que cumplan unos requisitos determinados.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *