Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto LIFE+ WHEYPACK pretende demostrar que es posible desarrollar envases para productos lácteos 100% biodegradables y viables económicamente, a partir del suero de leche generado en la industria quesera.

Proyecto WHEYPACK para la fabricación de envases a partir de residuos de la producción de queso
El proyecto pretende aprovechar el suero lácteo para fabricar envases biodegradables

El proceso de fabricación del queso genera una gran cantidad de excedentes. Así, de la producción de una tonelada de queso se obtienen, de media, nueve toneladas de suero de leche. Sólo en Europa se estima que se producen anualmente 75 millones de toneladas de este subproducto procedente de los fabricantes de queso. Y aunque una parte vuelve nuevamente a la cadena alimentaria mediante su uso en otros productos lácteos, cerca del 40% del suero es desechado y gestionado como residuo en las industrias alimentarias.

En este contexto, el proyecto europeo LIFE+ WHEYPACK tiene el objetivo de demostrar que utilizando estos excedentes de suero puede fabricarse un nuevo envase para productos lácteos con materiales 100% biodegradables –con menor impacto ambiental y huella de carbono que los envases plásticos tradicionales, realizados a partir de recursos no renovables como el petróleo–.

En concreto, el material sintetizado para la fabricación de estos nuevos envases será el polihidroxibutirato (PHB) que se obtendrá tras un proceso de fermentación de microorganismos a partir del suero de leche.

Bioproducción controlada

La gran cantidad de excedente de suero generado por la industria láctea provoca que este subproducto se convierta en un problema para las empresas del sector. Con este proyecto, el propio generador del residuo podría obtener un beneficio, dándole un nuevo valor añadido a este subproducto al convertirlo, a través de un proceso de bioproducción controlada, en un nuevo material para envases de quesos, medioambientalmente sostenibles, económicamente viables y que cumplan las funciones de seguridad, calidad y vida útil propios de los productos lácteos.

Dado su carácter medioambiental, el proyecto WHEYPACK está apoyado por el Programa LIFE+ de la Unión Europea. Tiene una duración de dos años y medio y está liderado por AINIA Centro tecnológico (España). Cuenta con la participación de un equipo multidisciplinar procedente de sectores con amplia experiencia en tecnología alimentaria, bioprocesos, microbiología, análisis químicos, envases plásticos y sistemas de envasado alimentario, como son la empresa Central Quesera Montesinos (España), el centro tecnológico AIMPLAS (España) y la empresa de envases EMBALNOR (Portugal).

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *