La empresa vizcaína colabora con el centro tecnológico CEIT en el desarrollo de un prototipo de robot colaborativo para el desensamblaje y recuperación de componentes de nuevas corrientes de equipos electrónicos fuera de uso.

Residuos electrónicos
Residuos electrónicos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) se han convertido en un elemento esencial de la vida cotidiana. Cada día se encuentran en el mercado nuevos dispositivos electrónicos que nos permiten mejorar nuestras condiciones de vida, facilitándonos muchas de nuestras actividades diarias, como por ejemplo las aspiradoras autónomas (como las popularizadas por la marca Roomba) o los dispositivos de movilidad individual (patinetes eléctricos, hoverboards, etc.). Pero estos nuevos equipos suponen también nuevos residuos.

Interior de una aspiradora autónoma

Es el caso de las baterías de litio, presentes actualmente en la mayor parte de estos nuevos dispositivos, suponen un reto fundamental para el sector del reciclaje. Su extracción (de carácter obligatorio de acuerdo a la legislación vigente) y posterior tratamiento requieren del desarrollo de nuevas tecnologías, que permitan por un lado reducir los riesgos durante la manipulación, transporte y almacenamiento de las mismas y por el otro recuperar las materias primas esenciales para su fabricación.

En este contexto, Indumetal está colaborando con el Centro Tecnológico CEIT para desarrollar un prototipo de laboratorio basado en robots colaborativos para el desensamblaje y posterior recuperación de componentes de valor añadido de nuevas corrientes de equipos electrónicos cuando llegan a su fin de vida. Se trata de un proyecto financiado por el programa Basque Digital Innovation Hub (BDIH) – Konexio 2021, de la Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial (SPRI).

Interior de un hoverboard

El gran reto a abordar proviene del estado en el que se encuentran los residuos electrónicos a reciclar, ya sea porque se encuentren completamente deformados por su uso, o cubiertos de polvo, lo que dificulta el uso de sistemas de visión artificial o impide el desatornillado de tornillos para su desensamblaje.

Además, también hay que tener en cuenta la gran variabilidad de los aparatos que pueden llegar a las instalaciones de reciclaje y la infinidad de modelos que existen para un mismo tipo de aplicación, lo que hace necesario el desarrollo de una tecnología aún más versátil.

Con esta colaboración, Indumetal busca anticiparse en la implantación de soluciones para el desmontaje de baterías de litio y componentes de valor añadido en nuevas corrientes de residuos electrónicos que están creciendo de manera exponencial.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *