Los incendios de baterías son un verdadero reto para la industria del reciclaje y toda la cadena de valor de los aparatos eléctricos y electrónicos, por lo que se deben tomar medidas en todo el ciclo de vida de los productos, desde su diseño hasta su tratamiento y eliminación.

Pilas y baterías para reciclar
Baterías en una planta de reciclaje de RAEE. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Contrarrestar la aparición de incendios causados por las baterías de litio y los residuos electrónicos que las contienen es el objetivo de un nuevo informe de WEEE Forum y EuRIC, que recopila buenas prácticas dirigidas a todos los agentes de la cadena de valor y que abarcan todas las fases del ciclo de vida de los productos.

Cada vez son más los productos eléctricos y electrónicos de uso cotidiano que contienen baterías, lo que hace la vida más cómoda y agradable. Sin embargo, esas mismas baterías, cuando se dañan, también provocan cada vez más incendios, algo que afecta especialmente a los recicladores.

En los últimos meses, las organizaciones que representan a la industria que gestiona la recogida y el tratamiento de las baterías y los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), junto con los fabricantes de electrodomésticos y productos electrónicos de consumo, han intercambiado opiniones sobre este tema cada vez más preocupante con el fin de diseñar medidas para contrarrestar la frecuente aparición de incendios. Una encuesta realizada entre los recicladores permitió conocer mejor el problema de los incendios en la cadena de gestión de los RAEE.

El informe, «Recommendations for tackling fires caused by lithium batteries in WEEE«, ha sido elaborado con la contribución activa de expertos de varias organizaciones, entre las que se encuentran EERA, Eucobat, Municipal Waste Europe (MWE) y Weeelabex. El documento presenta un conjunto de recomendaciones y buenas prácticas destinadas a contrarrestar la aparición de incidentes de incendio causados por las baterías de litio y los RAEE que las contienen.

El informe concluye que no existe una fórmula mágica que erradique el riesgo de incendios causados por los RAEE que contienen baterías. No obstante, «es imperativo que se tomen medidas urgentes en todos los pasos del ciclo de vida de los AEE y las baterías de litio y por parte de todos los actores de la cadena de valor: desde el diseño hasta la eliminación de los RAEE y las baterías, incluyendo el transporte y el tratamiento. Para ello, es necesario seguir trabajando para evaluar el alcance del problema y las posibles soluciones», afirma WEEE Forum.

Un evento térmico puede convertirse en un incidente grave si no se detecta y extingue rápidamente. Por ello, la formación, la prevención y las medidas de detección son esenciales para identificar y afrontar las situaciones de riesgo. El informe incluye recomendaciones y buenas prácticas dirigidas a los principales actores en las etapas de la cadena de valor de los AEE y los RAEE, e incluye recomendaciones a las organizaciones de responsabilidad ampliada del productor de AEE y baterías, a las autoridades locales y a los responsables políticos.

«El ‘Green Deal’ europeo y el nuevo Plan de Acción de la Economía Circular identifican la ‘electrónica’ entre las cadenas de valor de productos clave en las que el reciclaje desempeña un papel importante para alcanzar los objetivos de sostenibilidad. Los incendios de baterías son un verdadero reto para la industria del reciclaje y toda la cadena de valor. Abordar adecuadamente el riesgo de incendios causados por los RAEE que contienen baterías de litio a través de un enfoque de múltiples partes interesadas es esencial para apoyar a los recicladores de productos electrónicos, que desempeñan un papel esencial en la consecución de los objetivos generales de sostenibilidad de la UE», afirma EuRIC.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *