Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Se prevé que en 2020 se habrán llevado a cabo las actuaciones de reforma y mejora previstas para adaptarse a la normativa europea en materia de eficiencia energética.

La incineradora de Girona será una planta de valorización energética de residuos
La incineradora de Girona se está transformando en una planta de valorización energética de residuos

La incineradora de Campdorà (Girona) avanza a buen ritmo hacia su conversión en una planta de valorización energética. Para ello, y de acuerdo con lo que exige la normativa europea, es necesario que se optimicen y actualicen las instalaciones para el cumplimiento de los requisitos en materia de eficiencia energética. Se prevé que las actuaciones que se deben hacer en la planta finalicen en 2020.

La ejecución de estas actuaciones se hará en dos fases. La primera incluye las actuaciones consideradas prioritarias y está previsto que finalice a lo largo de 2017. Las actuaciones previstas en la segunda fase (período 2017 a 2020) tendrán como objetivo adecuar la planta a las nuevas normativas europeas.

“Nuestro objetivo y compromiso es poner la planta a punto para conseguir un mejor rendimiento energético de las instalaciones, aumentando la productividad y respetando los criterios ambientales”, manifestó el vicealcalde y concejal de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Participación y cooperación del Ayuntamiento de Girona, Eduard Berloso.

Una vez estén ejecutadas todas las actuaciones previstas, se prevé que la producción de la planta se pueda triplicar y pase de 1 MW/h que se genera actualmente a 3 MW/h. “El propósito de todas las actuaciones, tanto las de adecuación de esta planta como las nuevas fórmulas y mejoras en la recogida de los residuos en la ciudad, es que beneficien a la ciudadanía, ambiental y económicamente”, ha subrayado el concejal.

Para explicar todos estos cambios a los vecinos, el Ayuntamiento de Girona organizó ayer una visita a las instalaciones, abiertas a la ciudadanía por primera vez.

Actuaciones previstas

La mayor de las acciones previstas en el primer bloque están ejecutándose o en tramitación administrativa, aunque hay algunas que ya han acabado, como la instalación de los dos nuevos analizadores de gases de la planta incineradora o la fabricación de la criba vibrante. Actualmente se encuentran en proceso de ejecución la adecuación de la chimenea de la planta, que se ha pintado y se ha instalado un pararrayos, y la sustitución de las gargantas de los dos hornos de incineración.

Una de las actuaciones principales de la primera fase, por el impacto visual que representará, es el desmontaje de parte de la chimenea que actualmente está en desuso y obsoleta –la planta tiene ahora dos chimeneas, pero sólo en funcionamiento–. Se prevé que las obras comiencen en enero y tengan una duración de cuatro meses.

El resto de actuaciones previstas se irán ejecutando por fases hasta diciembre de 2017, y para poder ejecutar el grueso de las acciones, se prevé que se tenga que parar la planta tres meses del año próximo.

Estas actuaciones son, principalmente: la sustitución del refractario de los dos hornos de incineración; la modificación del foso, el puente grúa y la planta de trasvase de residuos; la fabricación del rotor de la turbina; la sustitución de las parrillas y los extractores de escorias de los dos hornos de incineración; la adecuación y sustitución parcial de los equipos de depuración de gases; la instalación de las turbinas VRF, y la reparación del ciclo térmico, del sistema de protección contra incendios y de las cintas de escorias y estructuras.

En cuanto a las acciones más relevantes de la segunda fase, cabe destacar que incluirán la sustitución completa del turbogenerador y de la caldera, la mejora de los hornos y de los edificios y la adecuación del sistema de control a todos los cambios previstos, entre otras actuaciones.

El coste previsto total de las actuaciones de las dos fases es de 27.355.680 euros (IVA incluido), de los que se prevé una subvención del 100% por parte de la Agencia de Residuos de Cataluña. El coste previsto de las actuaciones de la primera fase es de 6.628.134 euros y el resto del importe correspondería a la segunda fase.

Actualmente la planta incineradora gestiona entre 30.000 y 36.000 toneladas de residuos anualmente.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *