Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La capital de Etiopía, Adís Abeba, albergará una incineradora capaz de gestionar 1.400 toneladas de residuos cada día, el 80% de la basura que se genera en la ciudad.

La capital de Etiopía albergará la primera planta de valorización energética de residuos de África

Durante medio siglo, el vertedero de Koshe ha sido el único en Adís Abeba, capital de Etiopía. Con la expansión de la ciudad, el vertedero –que se encuentran en las afueras– se ha convertido en parte del paisaje urbano, extendiéndose sobre un área del tamaño de 36 campos de fútbol y atrae a cientos de recicladores informales que viven de la recuperación de residuos. Este año, un desprendimiento de tierras mató a 114 personas, lo que llevó al Gobierno a declarar tres días de duelo.

Pero una nueva planta de valorización energética de residuos va a transformar este emplazamiento y revolucionar el enfoque de la ciudad para gestionar la basura. La planta, que debe comenzar a funcionar en enero de 2018, incinerará 1.400 toneladas de residuos cada día -420.000 toneladas anuales-, que es aproximadamente 80 por ciento de la basura que se produce en la ciudad, y generará el 30 por ciento de sus necesidades de electricidad para los hogares, todo ello cumpliendo con las normas vigentes en Europa sobre emisiones a la atmósfera.

El proyecto, denominada Reppie Waste-to-Energy, es fruto de una alianza entre el Gobierno de Etiopía y un consorcio de empresas internacionales, y el resultado será la primera instalación de este tipo en África.

La planta de valorización energética de residuos generará el 30% de las necesidades de electricidad para los hogares de Adís Abeba

La incineradora quemará la basura en una cámara de combustión. El calor resultante se utilizará para hervir el agua hasta que se convierta en vapor, que impulsará una turbina para producir electricidad.

Sus impulsores defienden el proyecto basándose en que la instalación ahorrará espacio, generará electricidad, impedirá la liberación de sustancias químicas tóxicas en el agua subterránea y reducirá la liberación a la atmósfera de metano, un gas de potente efecto invernadero generado en los vertederos.

Un modelo para otros países

“El proyecto de Reppie es sólo un componente de una estrategia más amplia de Etiopía para afrontar la contaminación y abrazar las energías renovables en todos los sectores de la economía”, dijo Zerubabel Getachew, representante permanente adjunto de Etiopía ante las Naciones Unidas en Nairobi. “Esperamos que Reppie sirva como un modelo para otros países de la región y alrededor del mundo”.

La incineración de residuos para obtener energía ya es ampliamente utilizada en Europa, donde cerca de una cuarta parte de los residuos urbanos se gestionan por esta vía. Según datos de CEWEP, solo en Francia hay 126 instalaciones de valorización energética de residuos, mientras que en Alemania existen 121 y en Italia 40.

Como sus homólogas europeas, la planta de Reppie operará dentro de los estrictos límites de emisión de la UE. La instalación incluye la más moderna tecnología de tratamiento de gases para reducir la liberación de metales pesados y dioxinas producidas en la combustión.

El consorcio de empresas que participa en este proyecto está formado por Cambridge Industries Limited (Singapur), China National Electric Engineering y la firma de ingeniería danesa Ramboll. El consorcio se creó para diseñar y construir instalaciones de valorización energética de residuos para África subsahariana. Reppie es la primera de lo que el consorcio espera que sea una serie de este tipo de instalaciones en las principales ciudades de la región.

Fuente:
Naciones Unidas

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *