La normativa incluye los objetivos de prevención, la prohibición de ciertos productos de un solo uso y envases monodosis o la separación en origen de los residuos, entre otras cuestiones.

Medi Ambient presenta las guías interpretativas de la Ley balear de residuos para el comercio y el sector HORECA

El conseller de Medi Ambient i Territori del Govern Balear, Miquel Mir, y el director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó, presentaron esta semana las guías interpretativas de la Ley balear de residuos para los comercios y el sector de la restauración y hostelería (HORECA). Junto con las dirigidas a las administraciones locales y a la ciudadanía, estos documentos tienen como objetivo explicar a todos los sectores sociales implicados los cambios que se introducen a partir de 2021.

Cada una de las cuatro guías destaca e interpreta aquellos artículos de la normativa que afectan al público concreto a quién va dirigido. Además, todas incluyen las nuevas fechas de entrada en vigor de los artículos, después de aplicarse el aplazamiento de plazos administrativos derivado de la situación sanitaria por la COVID-19.

A modo de ejemplo, las guías para los sectores HORECA y comercios incluyen la prohibición tanto de la venta como de la distribución de productos monodosis, el uso de envases reutilizables o la sustitución de anillas de plástico por otros de material biodegradable en los paquetes de latas de bebidas.

Mir agradeció el trabajo del personal técnico que se ha dedicado a la edición de estas guías y a los sectores implicados por su predisposición y colaboración en la adaptación a «esta normativa pionera, que nos tiene que llevar a asentar las bases de un cambio de modelo para un futuro más sostenible».

El conseller explicó también que la presentación inicial de las guías para HORECA y el comercio responde a la importancia de que dos sectores clave en la economía como son estos tengan aclaradas «cuando antes mejor, las responsabilidades a asumir en este proceso». «Mitigar los efectos de la emergencia climática es una tarea transversal», subrayó.

Por su parte, Sansó recordó que gran parte de la Ley balear de residuos y suelos contaminados ya está en vigor, pero que los artículos «más transformadores y a la vez más complejos a la hora de aplicarlos» son aquellos que entran en vigor a partir del año que viene. Por eso, dijo, se seguirá con la tarea de asesoramiento y divulgación iniciada hace unos meses para acabar de resolver las dudas que puedan surgir sobre la aplicación de la normativa a los sectores implicados.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *