Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Sin renunciar definitivamente al SDDR, el Consell se reunirá en mesas de trabajo específicas con las organizaciones empresariales para abordar este tema, con el objetivo de complementar y mejorar la futura Ley de Protección Adicional del Territorio.

Consell y Cierval buscan consensuar el modelo de gestión de residuos de envases en la Comunitat Valenciana
De izquierda a derecha, José Vicente González, presidente de Cierval; la consellera Elena Cebrián, y el secretario autonómico Julià Álvaro

La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián, anunció la semana pasada el compromiso de trabajar junto a la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunitat Valenciana (Cierval) en unas mesas de trabajo específicas sobre la gestión de residuos, y en particular sobre los envases, “dentro de un proceso de diálogo y colaboración conjunto”.

Tras reunirse con una decena de dirigentes de la patronal valenciana, Cebrián aseguró que “todos compartimos que hay mucho que hacer en la mejora de la aplicación de la normativa de residuos, de los resultados de porcentajes de reciclaje, de las tasas de rechazo, de los indicadores que evalúan la política de residuos, y que son obligaciones derivadas de las directivas comunitarias, de la normativa nacional y la nuestra propia, en la que trabajamos para adecuar, actualizar y adaptar a los tiempos que vivimos”.

Para la consellera, esta “voluntad de diálogo y de consenso y de abordar posibles escollos, puede facilitar el proceso” de elaboración del anteproyecto de Ley de Protección Adicional del Territorio impulsado por el Consell. El objetivo final compartido, ha insistido, es “la mejora de los resultados”.

Cebrián recordó que en la elaboración de la mencionada ley hay una línea de trabajo en la gestión de residuos con participación e informes técnicos, que “complementamos, mejoramos, reforzamos con este compromiso de trabajo conjunto con la Cierval”.

En este sentido, el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, apuntó que “desde el primer día ha sido un proceso negociado” y que “se trata de reforzar el proceso de diálogo y quitarnos de encima desconfianzas o zonas de discrepancia que pudiera haber”.

SDDR

Asimismo, respecto a la ausencia de una mención directa al Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de Envases (SDDR) en la renovación del Pacto del Botánico para la estabilidad del Gobierno autonómico –suscrita el pasado miércoles–, la consellera explicó que la referencia que hay en la actualización del acuerdo del Botánico al Plan Integral de Residuos (PIR) contiene, de hecho, la línea de trabajo del SDDR.

“El PIR es una visión conjunta, amplia –explicó–, en aplicación de la directiva comunitaria y en desarrollo del Plan Estatal Marco de Residuos, con atención a las distintas categorías de residuos que establece la directiva y cómo cada una de ellas tiene que tener sistemas de gestión en función de sus características y sus objetivos”. Y lo que aparece en el acuerdo del Botánico ampliado “es la consolidación y la apuesta por trabajar en la mejora de residuos en general y atender a situaciones específicas e innovadoras, entre ellas el sistema de retorno de envases”.

Cebrián ha recordado que en el proceso de participación sobre la ley Adicional de Protección del Territorio hay un órgano fundamental que es el Consejo Asesor y de Participación del Medio Ambiente (CAPMA), que volverá a reunirse el 19 de enero.

“Seguimos esta vía formal de participación al mismo tiempo que la más directa de trabajo con distintos colectivos y entidades durante este año y medio, y que completamos ahora con los empresarios a través de la Cierval, para hacer un diagnóstico más preciso de los que tenemos por delante”, concluyó la consellera.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *