Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Alexandra Farbiarz MasAlexandra Farbiarz Mas

Comunicóloga, especializada en Biotecnología y Medio Ambiente
TERRAQUI. Derecho Ambiental

El Gobierno francés publicó el 20 de agosto de 2015 el decreto nº2015-1003 de 18 de agosto relativo a la gestión de neumáticos que implica una reorganización de la responsabilidad ampliada del productor. Este decreto es en parte resultado de los debates de la ley de transición energética y representa una concretización de los que se entiende como economía circular.

La gestión específica de residuos de neumáticos fue creada en Francia mediante el decreto de 24 de diciembre de 2002 para dar respuesta a la eliminación de neumáticos usados bajo el precepto de “quien contamina paga”.

La presente modificación y nuevo decreto de la gestión de residuos de neumáticos, y en virtud de la aplicación del principio de responsabilidad ampliada del productor, prevé que éstos y “metteurs sur le marché” (es decir, empresas que introducen en el mercado neumáticos o productos que incluyen neumáticos) asuman más responsabilidades respecto a la recogida y tratamiento de los residuos de neumáticos acorde a unos límites de tonelaje que hayan sido introducidos respecto al año anterior.

Mediante este decreto se modifican las obligaciones de los “metteurs sur le marché” de neumáticos y amplía el sector incluyendo los residuos de neumáticos de ciclomotores.

Entre estas modificaciones señalar que el decreto prevé que, en caso de que productores y “metteurs sur le marché” muestren un déficit de recogida al final de año, puedan hacer una recuperación del mismo en el ejercicio siguiente y que en caso de dificultades relacionadas con el volumen de neumáticos a recoger cuando éstos sean superiores a las obligaciones de los productores, éstos últimos deberán asumir la carga de los volúmenes suplementarios hasta un límite del 10% de sus obligaciones.

El decreto introduce objetivos precisos que deben asumir los sistemas integrales de gestión del sector, entre los que cabe destacar la cobertura territorial de la recogida de neumáticos, la transparencia en la comunicación de datos relativos a la gestión de dichos residuos así como el diálogo para la concertación de todos los actores implicados en el sector, sobre todo respecto todo aquello que compete a la valorización de neumáticos fuera de uso.

Los SIG deberán contar con un plan plurianual respecto a sus líneas estratégicas en materia de valorización de residuos de neumáticos con el fin de favorecer el reciclaje y el mercado que se desarrolla adhoc.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *