Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Una investigación de la agencia científica australiana CSIRO estima en 14 millones de toneladas el volumen de microplásticos en las profundidades de los océanos del planeta.

Estiman en 14 millones de toneladas el volumen de microplásticos en los fondos marinos
Los investigadores recolectaron y analizaron muestras del fondo marino para estimar la cantidad de microplásticos

La Agencia Nacional de Investigación Científica de Australia (CSIRO) ha llevado a cabo la primera estimación a nivel mundial de microplásticos en el fondo marino, y los resultados sugieren que hay más de 14 millones de toneladas en las profundidades de los océanos. Esto es más del doble de la cantidad de contaminación plástica estimada en la superficie de los mares del planeta.

El estudio, recientemente publicado en Frontiers in Marine Sciences, fue dirigido por Justine Barrett, de CSIRO, quien asegura que «nuestra investigación proporciona la primera estimación global de la cantidad de microplásticos que hay en el lecho marino».

Millones de toneladas de plástico ingresan al medio marino anualmente, y se espera que las cantidades aumenten en los próximos años, a pesar de la mayor atención a los impactos perjudiciales de la contaminación plástica en los ecosistemas marinos, la vida silvestre y la salud humana.

Las muestras utilizadas en este estudio se recolectaron utilizando un submarino robótico en profundidades de hasta 3.000 metros en la Gran Bahía Australiana, al sur del país. La cantidad de microplásticos registrada fue 25 veces mayor que la de estudios previos en aguas profundas.

A partir de los resultados de las densidades de plástico de las profundidades marinas y escalando el tamaño del océano, se calculó una estimación global de microplásticos en el fondo marino.

La Dra. Denise Hardesty, investigadora científica principal y coautora del estudio, explica que la contaminación plástica de los océanos del mundo es un problema ambiental reconocido internacionalmente, y los resultados indican la urgente necesidad de generar soluciones efectivas para la contaminación plástica. «Nuestra investigación encontró que las profundidades del océano son un sumidero de microplásticos», afirma.

El número de fragmentos de microplásticos en el lecho marino fue generalmente mayor en áreas donde también había más basura flotante.

Los investigadores del CSIRO esperan que este estudio ayude a mejorar las estrategias de gestión de residuos e impulse cambios de comportamiento para evitar que el plástico y otras basuras entren en el medio ambiente.

Para la Dra. Hardesty «todos podemos ayudar a reducir el plástico que termina en nuestros océanos», evitando los plásticos de un solo uso, apoyando a las industrias de reciclaje y gestión de residuos y desechando nuestra basura cuidadosamente para que no termine en el medio ambiente.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *