Un proyecto liderado por la Universidad Metropolitana de Mánchester ha llevado a cabo pruebas con el plástico de un solo uso reciclado -que puede ser difícil de imprimir- para desarrollar un filamento consistente y fiable con resultados de impresión de calidad.

Filamentos de impresión 3D con residuos plásticos de un solo uso reciclados
Los residuos plásticos de un solo uso reciclados se han transformado con éxito en filamentos de impresión 3D

En el marco de un proyecto de investigación internacional dirigido por la Universidad Metropolitana de Mánchester (Manchester Met), investigadores han transformado con éxito residuos de plástico de un solo uso, como botellas de bebidas y tapas de vasos de café, en filamentos para la impresión 3D.

El desarrollo del nuevo filamento marca un hito en el proyecto TRANSFORM-CE, financiado por Interreg North West Europe.

Este proyecto pretende impulsar la adopción de materiales plásticos de un solo uso reciclados por parte de las empresas de todo el noroeste de Europa, utilizando la impresión 3D y el moldeado de los plásticos para convertir estos valiosos recursos en nuevos productos que puedan volver a ser procesados varias veces.

Aunque ya existen otros filamentos reciclados para la impresión 3D, TRANSFORM-CE llevará el proceso al siguiente nivel desarrollando filamentos para la impresión 3D a mayor escala y creando una aceptación más amplia de estos materiales de la que se ha visto hasta ahora.

Para ello, los investigadores han llevado a cabo extensas pruebas con el plástico de un solo uso reciclado -que puede ser difícil de imprimir- para desarrollar un filamento consistente y fiable con resultados de impresión de calidad, de modo que pueda ser utilizado fácilmente por las empresas.

Como parte del proyecto, pequeñas y medianas empresas podrán probar los filamentos, ayudándoles a experimentar los beneficios que la tecnología de impresión 3D puede aportar a su negocio, al tiempo que incorporan por primera vez residuos de plástico postconsumo reciclado.

Una nueva solución a los residuos plásticos

Craig Banks, investigador del proyecto y profesor de Manchester Met, explica que «un problema común en la creación de filamentos de impresión 3D reciclados a partir de residuos plásticos de un solo uso postconsumo es el hecho de que estos materiales pueden ser difíciles de imprimir. TRANSFORM-CE está abordando este problema mediante el desarrollo y la aplicación de fórmulas y aditivos exclusivos que mejoran tanto la imprimibilidad del filamento de impresión 3D como la calidad de la impresión final».

«Este avance no sólo proporcionará una nueva solución al actual problema de los residuos plásticos de un solo uso -añade Banks-, sino también una nueva fuente de materiales reciclados para las impresoras 3D».

«TRANSFORM-CE es un gran ejemplo de economía circular en acción, por el que los residuos generados localmente pueden ser reciclados y reutilizados localmente, creando bucles de materiales y generando valor para las comunidades y la economía local», explica el experto de Manchester Met.

El proyecto también está analizando el número de veces que pueden circular estos materiales en estos bucles, «sin dejar de conseguir un producto de calidad».

Un centro de demostración

El éxito del desarrollo del nuevo filamento marca la puesta en marcha de un nuevo centro de investigación y desarrollo en la Universidad Metropolitana de Mánchester, que albergará el equipo técnico utilizado para la producción de filamentos y la experimentación, junto con impresoras 3D para probar los filamentos.

Un centro de demostración albergará algunos ejemplos a pequeña escala de las tecnologías utilizadas en el marco de TRANSFORM-CE, así como ejemplos de productos fabricados con materiales plásticos de un solo uso reciclados e información sobre el proyecto.

Este último hito del proyecto TRANSFORM-CE se produce después de la inauguración de la Green Plastic Factory en los Países Bajos a principios de este año, la primera planta de reciclaje de residuos plásticos mediante moldeo por intrusión en el país, y cuyo objetivo es apoyar la transformación de los residuos plásticos de un solo uso, recogidos del flujo de residuos local, en nuevos productos.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *