Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ana Oregi, consejera de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, presentó ayer la Estrategia de Cambio Climático 2050 del País Vasco a cuyo decreto ha dado su visto bueno el Gobierno Vasco.

gobierno-vasco-urdaibai1Las acciones derivadas de dicha estrategia prevén una reducción de emisiones de un 40% para el año 2030 y de un 80% para el año 2050.  “Con esta Estrategia, Euskadi se dota de una herramienta propia que contempla su realidad social, económica y ambiental específica. Se trata de un plan concebido como un proyecto de país, alineado con las directrices europeas, y que enlaza de forma transversal a todos los departamentos del gobierno, al mismo tiempo que resulta coherente con las políticas impulsadas en los tres territorios históricos y sus municipios”, ha afirmado la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi.

La acción del País Vasco contra el cambio climático abordará dos ejes fundamentales, la mitigación y la adaptación, para asegurar que este territorio se encuentre preparado para hacer frente a los retos futuros. La Estrategia, aprobada por el ejecutivo vasco en el consejo de gobierno celebrado ayer en el Centro de Biodiversidad de Euskadi -con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente que se celebra el próximo viernes- plantea el reto ambiental del cambio climático con una visión de conjunto en la que todas las políticas sectoriales deben integrar la variable del cambio climático. Esta visión integral significa que las líneas de actuación previstas se ejecutarán en un ámbito local y regional en todos los sectores de actividad.

Con la nueva estrategia, el Gobierno Vasco sienta las bases para consolidar una sociedad vasca comprometida y establecer una economía sostenible y competitiva. Las actuaciones previstas se encuentran en sintonía con los esfuerzos y horizontes que maneja la Unión Europea en la materia.

Las necesidades de adaptación se han definido principalmente para el medio natural, el sector urbano, el sector primario, la protección de costas y el abastecimiento de agua. Con este fin, la estrategia fija 9 metas, como apostar por un modelo energético bajo en carbono, un transporte sin emisiones, incrementar la eficiencia y la resiliencia del territorio y del medio natural, o impulsar la innovación, mejora y transferencia del conocimiento, que se lograrán mediante la puesta en marcha de 24 líneas de actuación en los sectores de industria, transporte, energía, y residuos, entre otros.

La consecución de estas metas reforzará la posición de Euskadi frente al calentamiento global, aumentará su capacidad de hacer frente a los nuevos desafíos y reducirá sus emisiones de gases de efecto invernadero, que actualmente suponen el 0,5% del total de la Unión Europea.

En concreto, se espera que su puesta en marcha logrará que el País Vasco reduzca sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 80% para el año 2050, con respecto a las emisiones del año 2005. Por su parte, los sectores energético e industrial alcanzarán reducciones del 50%, gracias al desarrollo de las energías renovables y la generalización de tecnologías de eficiencia energética. Asimismo, se espera alcanzar en el año 2050 un consumo de energía renovable del 40% sobre el consumo final.

Una Estrategia con vistas a la COP de París 

El Gobierno Vasco ha aprobado una nueva estrategia de cambio climático en un momento decisivo, a seis meses de la celebración de la Conferencia Mundial sobre Cambio Climático  de  París (COP21), encuentro que reunirá a países de todo el mundo para establecer los nuevos compromisos internacionales en materia de cambio climático, tras finalizar la vigencia del Protocolo de Kyoto. El País Vasco acudirá a esta cita con una herramienta ya elaborada en la que se determinan sus objetivos medioambientales y líneas de actuación necesarias para conseguirlos.

Estrategia de Cambio Climático del País Vasco 2050: metas y líneas de actuación

Meta 1: Apostar por un modelo energético bajo en carbono.

Líneas de actuación:
– Mejorar la eficiencia energética y gestionar la demanda energética.
– Impulsar las energías renovables.
– Potenciar criterios de eficiencia energética y energías renovables en el medio urbano, hacia “edificación cero emisiones”.

Meta 2: Caminando hacia un transporte sin emisiones.

Líneas de actuación:
– Potenciar la intermodalidad y los modos de transporte con menores emisiones de GEIs.
– Sustituir el consumo de derivados del petróleo.
– Integrar criterios de vulnerabilidad y criterios de adaptación en infraestructuras de transporte.

Meta 3: Incrementar la eficiencia y la resiliencia del territorio.

Líneas de actuación:
– Impulsar una estructura urbana resiliente al cambio climático, compacta y mixta en usos.
– Integrar el análisis de vulnerabilidad y la adaptación al cambio climático en la estrategia territorial.

Meta 4: Aumentar la resiliencia del medio natural.

Líneas de actuación:
– Fomentar la multifuncionalidad de los ecosistemas como reguladores de procesos biológicos y geológicos.
– Integrar la variable de cambio climático en la gestión de las zonas costeras.

Meta 5: Aumentar la resiliencia del sector primario y reducir sus emisiones.

Líneas de actuación:
– Fomentar una producción agraria integrada, ecológica, local y con menores emisiones de GEIs.
– Aumentar el potencial como sumidero de carbono de Euskadi.
– Adaptar las prácticas y la gestión del sector primario a las nuevas condiciones climáticas.

Meta 6: Reducir la generación de residuos urbanos y lograr el vertido cero sin tratamiento.

Líneas de actuación:
– Reducir la generación de residuos urbanos.
– Amentar los ratios de recogida y separación selectiva y su posterior reutilización, reciclaje y valorización.

Meta 7: Anticipándonos a los riesgos.

Líneas de actuación:
– Garantizar a largo plazo el abastecimiento de agua para los diferentes usos.
– Asegurar la resiliencia del medio construido y de las infraestructuras críticas (energía, agua, alimentación, salud y TICs) ante eventos extremos.

Meta 8: Impulsar la innovación, mejora y transferencia del conocimiento.

Líneas de actuación:
– Promover la innovación, mejorar y transferir el conocimiento científico.
– Implantar un sistema de monitoreo y seguimiento de los efectos del cambio climático.

Meta 9: Administración pública vasca responsable, ejemplar y referente en cambio climático.

Líneas de actuación:
– Desarrollar actuaciones formativas para adquirir capacidades y competencias en cambio climático.
– Sensibilizar, formar e informar a la ciudadanía en materia de cambio climático.
– Administración público cero emisiones.
– Consolidar mecanismos de coordinación interinstitucional para la acción climática.
– Posicionar a Euskadi en la esfera internacional en materia de cambio climático.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *