Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La Comisión Europea ha identificado seis áreas de acción en el ciclo de vida de los productos farmacéuticos en las que actuar para reducir su impacto ambiental.

Residuos de productos farmacéuticos

La Comisión Europea adoptó el pasado lunes una Comunicación que describe un conjunto de acciones que abordan los diversos desafíos que la liberación de productos farmacéuticos plantea al medio ambiente.

El “Enfoque estratégico de los productos farmacéuticos en el medio ambiente” que presentó la Comisión, identifica seis áreas de acción donde se pueden realizar mejoras, tanto en los productos para uso humano como veterinario. Las áreas cubren todas las etapas del ciclo de vida de los productos farmacéuticos, desde el diseño y la producción hasta la eliminación y la gestión de residuos, en línea con los principios del documento de trabajo de la Comisión sobre productos sostenibles en una economía circular.

Las seis áreas identificadas incluyen acciones para crear conciencia y promover el uso prudente, mejorar la capacitación y la evaluación de riesgos, recopilar datos de monitorización, incentivar el “diseño ecológico”, reducir las emisiones de la fabricación, reducir los residuos y mejorar el tratamiento de aguas residuales.

Se ha demostrado que los productos farmacéuticos desechados en el medio ambiente representan un riesgo para los peces u otras especies silvestres, por ejemplo, al afectar su capacidad para reproducirse, al alterar su comportamiento de manera que ponga en peligro su supervivencia o a través de efectos tóxicos directos. Además, los medicamentos desechados incorrectamente pueden contribuir al grave problema de la resistencia a los antimicrobianos. El aumento de la concienciación ha llevado a una mayor investigación, así como a las convocatorias y propuestas de acción para reducir las emisiones al medio ambiente, en particular al agua, pero también al suelo.

La Comunicación de la CE pone énfasis en compartir buenas prácticas, en cooperar a nivel internacional y en mejorar la comprensión de los riesgos. Esto es crucial en el contexto de abordar la resistencia a los antimicrobianos, un problema que está creciendo a nivel global. Varias acciones en el enfoque estratégico están destinadas a contribuir a los objetivos del Plan de Acción Europeo de Salud Única contra la Resistencia a los Antimicrobianos (RAM). El Plan de acción hace hincapié en la necesidad de un enfoque de salud única que tenga en cuenta las interconexiones entre la salud humana y animal y el medio ambiente.

La Comisión hará un seguimiento de las acciones establecidas en la Comunicación e invita a los Estados miembros y otras partes interesadas a que también actúen.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *