El mercado europeo de polímeros lleva varios meses bajo presión, y las consecuencias negativas de la escasez de materias primas y el aumento de los precios están afectando gravemente a la producción de productos plásticos en la UE.

Preocupación entre los transformadores de plásticos por la escasez de materias primas

Las empresas de transformación de plásticos de toda Europa informan de las dificultades para conseguir las materias primas necesarias para mantener su producción en marcha, y de unas existencias alarmantemente bajas.

La demanda de polímeros se había recuperado en Europa en el segundo semestre de 2020 tras una fuerte caída de la producción debido a la pandemia de la COVID-19 y las correspondientes medidas restrictivas. Pero mientras los transformadores de plásticos empezaron a aumentar de nuevo su producción, la oferta de materia prima no creció en la misma línea.

«Desde diciembre de 2020, la situación empeoró rápidamente -explica Alexandre Dangis, director general de European Plastics Converters (EuPC)-. Además, las condiciones meteorológicas extremas en Estados Unidos provocaron pérdidas de producción que también afectaron al mercado europeo. Y los productores europeos también han declarado un mayor número de casos de fuerza mayor en los últimos meses, como ya informó la Alianza de Polímeros para Europa en enero».

La situación se agrava aún más por la escasez de contenedores marítimos en los que se transporta el material. Como resultado de todo esto, los precios de los polímeros han subido mucho, alcanzando niveles récord, lo que limita las facilidades de crédito y reduce drásticamente los márgenes de las empresas transformadoras.

«Hay unas 50.000 pequeñas y medianas empresas de transformación de plásticos en Europa, que tienen que hacer frente a la escasez de materias primas y a las importantes subidas de precios sin poder influir en las negociaciones con los productores multinacionales de polímeros», afirma el presidente de EuPC, Renato Zelcher. «Si la situación continúa así, cada vez más empresas tendrán que reducir su producción, lo que provocará a su vez una escasez de productos de plástico como los envases alimentarios o las piezas para la industria de la construcción o del automóvil».

Ante esta situación, EuPC ha pedido a sus socios de la industria europea de fabricación de polímeros que colaboren con sus clientes europeos y traten de resolver esta difícil situación lo antes posible para no poner en peligro el suministro de productos esenciales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *