Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La tecnología utilizada en la planta de valorización es pionera en España y permite obtener combustible libre de productos contaminantes mediante un proceso respetuoso con el medio ambiente que minimiza las emisiones.

Valoriza pone en marcha una innovadora planta de valorización de residuos plásticos en Jerez e la Frontera
Vista aérea de la nueva planta de valorización de residuos plásticos de Jerez de la Frontera

Valoriza Servicios Medioambientales, filial de Sacyr, en asociación con Cassandra Oil AB y en colaboración con otras empresas, ha puesto en marcha la primera fase de la planta de valorización de residuos plásticos “Dehesa Bolaños” en Jerez de la Frontera (Cádiz), tras realizar una inversión de siete millones de euros.

La planta realizará el tratamiento de residuos plásticos al final de su vida útil y de neumáticos fuera de uso procedentes de rechazo; contará con una capacidad de tratamiento de 24.000 toneladas anuales de residuos, para su conversión en diversos productos asimilables a combustibles con valor comercial.

La tecnología utilizada, propiedad de Cassandra Oil, es pionera en España y permite obtener combustible libre de productos contaminantes gracias a una fuente renovable y mediante un proceso respetuoso con el medio ambiente que minimiza las emisiones de contaminantes. El proceso es totalmente cerrado y no produce ningún tipo de emisión contaminante. Además, minimiza el problema que supone la eliminación de los residuos plásticos.

La planta contará con dos reactores modelo 600E, uno ya instalado en esta primera fase, denominada fase de pruebas y que termina a final de este año. Posteriormente comienza la fase II experimental, que se estima que finalice en junio de 2015. El segundo reactor sera instalado en la fase 3 para iniciar operaciones en julio de 2015, tras realizar una inversión de 4,5 millones de euros, para alcanzar una capacidad de tratamiento de 24.000 toneladas anuales de residuos.

El proceso de valorización se basa en la tecnología patentada de reactores, que hace posible el uso de “cat cracking”, es decir, permite la ruptura del enlace entre las cadenas hidrocarbonadas, creando fracciones ligeras de petróleo.

En el acto de puesta en marcha, celebrado el pasado jueves en la planta, estuvieron presentes el delegado del Gobierno en Cádiz de la Junta de Andalucía, Fernando López Gil; el consejero delegado de Valoriza, Fernando Lozano, y el presidente de Cassandra Oil, Erik Nerpin, junto con autoridades de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *