Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Las diferencias existentes entre los Estados miembros en aspectos como el cálculo de las tasas de recuperación, la aplicación de la legislación europea o las infraestructuras de gestión de residuos complican la definición de unos objetivos armonizados.

Contenedor de recogida de envases
El incremento de la recogida de envases posconsumo en toda Europa es un paso importante en la transición hacia una economía eficiente con los recursos. Foto: Residuos Profesional

La tasa de reciclaje de envases y embalajes en la UE aumentó ligeramente hasta el 63,6% en 2011, del 63,3% de 2010, según los nuevos datos publicados por Eurostat. Con un promedio de reciclaje del 50,6% en los Estados miembros que se adhirieron a la UE en 2004 y 2007, aún se requieren esfuerzos para alcanzar algunos de los actuales objetivos de la UE.

Según Virginia Janssens, directora gerente de EUROPEN (Organización Europea de Embalaje y Medio Ambiente), “los datos de Eurostat muestran que los objetivos de reciclado y valorización de embalajes de la UE se cumplieron o excedieron”. “Sin embargo –añadió–, también subrayan la necesidad de la plena aplicación y observancia de la legislación europea de residuos en todos los Estados miembros para ayudar a cerrar las brechas existentes entre ellos”.

Janssens agregó que “los datos demuestran una vez más que la gestión de residuos de envases hace un uso cada vez más eficiente de recursos: hubo un aumento del 1,9% en envases puestos en el mercado en 2011 en comparación con 2010, pero una disminución de 2,7% en los residuos de envases enviados para su disposición final en el mismo período”.

Las diferencias entre países en las definiciones utilizadas a nivel nacional para el reciclaje y recuperación, las metodologías de cálculo, la aplicación y cumplimiento de la legislación comunitaria, las infraestructuras de gestión de residuos y las tasas de consumo de productos envasados constituyen un verdadero obstáculo para que todos los Estados miembros se marquen los mismos objetivos. Los puntos de partida de las tasas de reciclado y valorización varían ampliamente, haciendo difícil conseguir un único objetivo y un calendario para todos los Estados miembros. Este desafío fue un tema clave en el debate del XX aniversario de EUROPEN, celebrado el pasado 9 de octubre.

Los puntos de partida de las tasas de reciclado y valorización varían ampliamente, haciendo difícil conseguir un único objetivo y un calendario para todos los Estados miembros.

En esa ocasión, Louis Lindenberg, director global de embalaje y sostenibilidad de Unilever, comentó: “los miembros de EUROPEN creen que unos objetivos realistas de reciclaje y recuperación deben tener en cuenta las especificidades distintas de cada Estado miembro y combinarse con un requerimiento para la recogida selectiva de envases posconsumo en la Directiva de residuos de envases y embalajes. El incremento de la recogida de envases posconsumo en toda Europa es un paso importante en la transición hacia una economía eficiente con los recursos. También es imprescindible armonizar las normativas nacionales para calcular e informar de las tasas de reciclado y valorización”.

“Los nuevos objetivos de la UE deben reflejar el impacto de la posible armonización de metodologías de cálculo y definiciones de las tasas de recuperación reciclaje existentes”, declaró Virginia Janssens. Para la ejecutiva de EUROPEN, “también habría que centrarse en mejorar los esquemas de responsabilidad ampliada del productor a nivel nacional. EUROPEN solicita disposiciones legales en la Directiva de residuos de envases y embalajes que garanticen la igualdad de condiciones para la operación de esquemas de responsabilidad ampliada competidores, así como una definición armonizada de esta, los requisitos mínimos para garantizar su eficiencia y transparencia y aclarar las funciones y responsabilidades para los Estados miembros y los operadores económicos”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *