Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Cada ciudadano vasco depositó en 2013 una media de 15,5 kilos de envases de plástico, latas y briks, y 31,2 kilos de papel y cartón.

La ciudadanía vasca está cada vez más comprometida con el reciclaje y la protección del entorno. Según los últimos datos de Ecoembes, en el País Vasco se reciclaron un total de 70.195 toneladas de envases domésticos durante 2013.

Así, durante el pasado año, cada persona depositó una media de 15,5 kilos de envases ligeros (de plástico, metal y briks) en el contenedor amarillo, un kilo más que el año anterior, mientras que en el caso de los envases de cartón y papel depositados en el contenedor azul, la media se situó en 31,2 kilos por habitante, un 50% superior a la estatal.

En lo que se refiere al porcentaje de impropios (residuos depositados incorrectamente en el contenedor amarillo), fue del 18,6%, cifra que está muy por debajo de la media nacional (30%), lo que demuestra que los vascos, además de estar muy concienciados, saben cómo separar y reciclar de forma correcta sus residuos. Según el último Estudio de Hábitos y Actitudes de la población, realizado por Ecoembes, nueve de cada diez ciudadanos de Euskadi afirman separar a diario todos o casi todos los envases para su reciclaje.

Más de diez años colaborando

La colaboración entre el Gobierno de Euskadi y Ecoembes ha hecho posible que la Comunidad Autónoma Vasca tenga a su disposición 10.366 contenedores amarillos y 8.784 azules para depositar sus envases. Ambas instituciones trabajan conjuntamente desde hace más de diez años para consolidar el sistema de recogida y reciclaje de envases domésticos en la región e impulsar la concienciación ciudadana en esta materia.

Según el viceconsejero de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Josean Galera, “los datos confirman que la ciudadanía vasca está a la cabeza en la labor de reciclaje y recuperación de residuos. Es una importante muestra de nuestra responsabilidad hacia una Euskadi que concibe el residuo como recurso. El compromiso con la sostenibilidad de nuestro País lleva camino de situarlo en los mejores ejemplos de Europa”.

Por su parte, Antonio Barrón, director de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes, asegura que “los vascos cada vez están más concienciados sobre la importancia que un gesto tan pequeño como separar sus envases y depositarlos en el contenedor adecuado tiene para el medio ambiente”.

El reciclaje de envases conlleva múltiples beneficios medioambientales, tales como evitar la emisión de CO2 a la atmósfera, ahorrar agua, energía y materias primas. También contribuye al desarrollo de la sociedad a través de la generación de empleo y tejido industrial. Solo en el País Vasco, se han creado más de 1.972 puestos de trabajo relacionados con la actividad de Ecoembes, 421 de ellos de manera directa.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *