Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

En Euskadi hay 831 Puntos SIGRE en los que deben depositarse no sólo restos de medicamentos sino también envases vacíos de los mismos para un correcto reciclado.

Crece el reciclaje de envases de medicamentos en Euskadi

El reciclado de los envases de medicamentos, vacíos o con restos, a través de los Puntos SIGRE ha experimentado en el País Vasco un crecimiento medio del 6% durante los últimos cinco años. Así lo anunció ayer la viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Elena Moreno, acompañada de la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava y vicepresidenta del Consejo de Farmacéuticos del País Vasco, Milagros López de Ocáriz, y del director general de SIGRE, Juan Carlos Mampaso.

Se han cumplido 17 años de la implantación de los Puntos SIGRE en las farmacias vascas y, en la actualidad, las 831 farmacias existentes en el País Vasco disponen de un Punto SIGRE. De esta forma, se facilita un punto de reciclaje próximo al domicilio, que cuenta con las necesarias garantías medioambientales y sanitarias para la recogida selectiva de estos residuos. En 2018, la recogida media en el País Vasco se situó en los 116,16 gramos de envases vacíos o con restos de medicamentos por habitante al año, superando en 12 puntos la recogida media alcanzada a nivel estatal.

En este sentido, el 98% de la ciudadanía considera que la ubicación más idónea de los Puntos SIGRE es la farmacia. En el caso específico del reciclado de los envases de medicamentos, vacíos o con restos, un 95% de vascos ya ha tomado conciencia de ello y opina que no usar el Punto SIGRE para reciclar estos residuos es perjudicial para el medio ambiente y que tirar restos de medicamentos a la basura o por el desagüe contamina las aguas y daña los ecosistemas.

“Es necesario llevar al Punto SIGRE de la farmacia, no solo los restos sobrantes de fármacos, sino también los envases vacíos de los medicamentos. La ciudadanía está concienciada de que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe daña el medio ambiente. Pero quizás desconocemos que un envase que ha contenido un medicamento, aunque esté vacío, aún tiene trazas de ese medicamento y, por tanto, debe recibir un adecuado tratamiento medioambiental para su reciclado”, destacó la viceconsejera Elena Moreno.

Para Juan Carlos Mampaso, director general de SIGRE, “el doble beneficio medioambiental y sociosanitario ligado al reciclado de los envases y restos de medicamentos ha tenido una gran acogida en el País Vasco, hasta el punto de que el País Vasco se encuentra entre las comunidades autónomas en las que sus habitantes contribuyen en mayor medida al correcto reciclado de estos residuos”.

Envases más sostenibles

SIGRE es la entidad responsable de coordinar e impulsar los Planes Empresariales de Prevención (PEP) de envases del sector farmacéutico, cuyo objetivo es minimizar el impacto ambiental de los envases de medicamentos que la industria farmacéutica pone en el mercado y que éstos sean cada vez más ecológicos y sostenibles.

Hasta la fecha, se han culminado con éxito los seis Planes trienales emprendidos entre el año 2000 y 2017 y se han superado los objetivos inicialmente previstos. En la actualidad, está en marcha el séptimo Plan trienal, correspondiente al periodo 2018-2020.

Gracias a las más de 2.400 medidas e iniciativas de ecodiseño aplicadas por los laboratorios farmacéuticos, se ha conseguido reducir el peso o volumen de 1 de cada 4 envases de medicamentos dispensados a través de farmacia, con la consiguiente reducción de materias primas y recursos naturales utilizados en su producción, envasado, transporte, conservación y reciclado, en línea con las directrices del modelo de economía circular impulsado por la Comisión Europea.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *