Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Varios grupos ecologistas han mostrado su rechazo frente a la nueva estrategia de residuos presentada por la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid para 2017-2024, que incluye la construcción de dos nuevas incineradoras, y han sugerido un plan que «no se base en la incineración».

Iniciada la primera fase de sugerencias a la nueva estrategia de residuos, los colectivos: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Plataforma Aire Limpio-Residuos Cero Madrid, Plataforma No Macrovertedero, Sí Residuo Cero y Rivas Aire Limpio, han demandado que se de prioridad a “la prevención, reutilización y reciclaje de los residuos para alcanzar el objetivo de residuo cero.

Apostar por “un incremento de la incineración entre 6 y 21 puntos porcentuales, pudiendo pasar del 9 por ciento actual al 30 por ciento propuesto, no es admisible”, ha expresado Ecologistas en Acción (EA) en un comunicado.

Alternativas a las nuevas incineradoras

Ha reclamado a la Consejería de Medio Ambiente que “avance hacia un modelo de gestión de residuos más descentralizado y justo para la ciudadanía madrileña” y por ello, han planteado tres propuestas: “apostar por la recogida selectiva de la fracción orgánica, mejorar en la recogida selectiva del resto de materiales y crear infraestructuras y modelos de reutilización”.

Además, han insistido en que se estudien alternativas “eficaces” como “la venta con depósito de envases” para evitar el abandono de los mismos y disminuir la cantidad de basuras que requieren un proceso de incineración.

Objetivo Residuo Cero

Los grupos ambientalistas también han instado a que se incluya el objetivo promovido por la Unión Europea “Residuo Cero Europa” (Zero Waste Europe, en inglés) que establece un máximo de residuos eliminados de 100 kilos por habitante y año -frente a los 300 kilos que genera cada habitante de la Comunidad de Madrid- una meta alcanzable sólo si “las estrategias de gestión se centran en los tres primeros escalones de la jerarquía de residuos: prevención, reutilización y reciclaje”.

Es necesario adaptarse a las premisas europeas, marcadas tanto en su jerarquía de gestión de residuos como en el paquete sobre la economía circular y la Comisión Europea ya ha advertido a España de que debe respetar esta jerarquía” ha explicado Ecologistas en Acción.

Así mismo, han recordado que la quema de basuras es una actividad que “libera a la atmósfera sustancias tóxicas para la salud y el medio ambiente” e imposibilita la opción de recuperar los residuos aprovechables.
Con estas sugerencias, los colectivos ecologistas buscan poner de manifiesto que la construcción de nuevas incineradoras es “excesivamente costosa y tiene un gran rechazo social” y, en cambio, la dispersión de pequeñas infraestructuras de gestión por todo el territorio “es más saludable para las personas que habitan en la región”.

Fuente:
Efeverde

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *