Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El mes de junio se han recogido 17,73 toneladas de residuos del litoral de las Islas Baleares. Se trata de casi un 17% menos que en el mismo periodo del año pasado, en el que se recuperaron 21,27 toneladas.

Eso representa que del 1 al 30 de junio las treinta y tres barcas de limpieza han recogido una media de 491,33 kilos de residuos cada día. Los plásticos siguen siendo la materia predominante, y representan casi la mitad de los materiales recogidos, seguidos por la madera (25,5%) y la vegetación (15,8%).

Durante este mes pasado las quince barcas tipo ‘virot’ que trabajan en Mallorca han recogido 8.788,63 kilos de residuos, mientras que las ocho de Eivissa y las ocho de Menorca han recogido 3.042,75 y 2.283,02 kilos, respectivamente. En Formentera, en cambio, las dos embarcaciones que funcionan han reunido 625,60 kg.

El servicio de limpieza del litoral en las Islas Baleares es único en el Mediterráneo y comporta una inversión de un millón de euros anuales para mantener 33 embarcaciones desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre.

Precisamente el problema del mar de plásticos ha sido una de las inquietudes que el consejero de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha planteado al director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, durante su viaje a Bruselas. De hecho, la Dirección General de Educación Ambiental, Calidad Ambiental y Residuos ya pidió al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente español que tratara este asunto en la última reunión de las partes del Convenio para la protección del medio marino y la costa del Mediterráneo, que tuvo lugar en Atenas entre los días 9 y 12 de febrero de este año.

Calleja admite que se trata de uno de los problemas mayores de ámbito mundial, y especialmente al Mediterráneo, donde el hecho de que sea un mar cerrado afecta todavía más una biodiversidad que es única. En este sentido comparte la opinión del Gobierno de las Islas Baleares que hay que tratar la situación con una estrategia unificada de ámbito europeo y global, que puede empezar a tomar forma el año que viene bajo la presidencia de Malta, una isla mediterránea sensible a este hecho.

Con el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea también se han tratado otros asuntos: se le ha reiterado la queja de Alianza Mar Blava ante la Comisión para que se evalúe el efecto acumulativo de los proyectos que afectan a la costa de las Islas Baleares y se le ha pedido ayuda en el caso de las especies invasoras, después de que se haya aprobado la lista que las considera, especialmente para el caso de las serpientes en Eivissa, que, a la larga, pueden acabar con la lagartija endémica de las Pitiüses.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *