Organizaciones ecologistas aseguran que la industria petroquímica está presionando para que se suavicen las medidas contempladas en la Directiva europea sobre plásticos de un solo uso.

Organizaciones ecologistas temen que se suavicen las prohibiciones a los plásticos de un solo uso por la crisis del coronavirus

La crisis sanitaria de la COVID-19 está alterando notablemente la gestión de los residuos urbanos a todos los niveles, desde el descenso del reciclaje en las plantas de tratamiento al aumento de residuos destinados a vertederos e incineradoras. La Alianza Residuo Cero ha reclamado al Gobierno unas «políticas valientes», basadas en la reducción de los residuos, y le recuerda que «la salida de esta crisis sólo será posible con medidas que sitúen el medio ambiente y a las personas en el centro de las políticas».

En un comunicado, la Alianza Residuo Cero -conformada por Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Rezero, Retorna y Surfrider Foundation Europe- denuncia que «el sector petroquímico está presionando en Bruselas para rebajar las medidas contempladas en la Directiva de Plásticos de un Solo Uso«. y asegura que «otros países como Estados Unidos también se están viendo sometidos a la presión de los productores de plástico, que están aprovechando la crisis de la COVID-19 para rebajar la legislación ambiental«.

Las organizaciones ambientalistas reclaman al Gobierno y a las autoridades europeas que «no cedan ante las presiones de la industria», y les instan a «tomar las medidas oportunas para reducir el consumo de plástico de un solo uso y otros materiales de usar y tirar, así como a gestionar los residuos generados de forma eficaz». La propia Comisión Europea ha señalado que la crisis sanitaria no puede servir de excusa para no avanzar en la transición ecológica y continúa apostando por el Pacto Verde para el desarrollo económico de la Unión.

Críticas a la gestión de residuos

La Alianza Residuo Cero también lamenta el tratamiento de los residuos en España durante esta pandemia. Recuerda que los porcentajes de reciclaje ya eran escasos antes, y la crisis sanitaria puede estar reduciendo aún más estas cifras. «Esto se debe a la situación actual en los centros de tratamiento, en los que se ha suprimido la separación manual en las plantas de triaje, a través de las cuales se separaban los materiales para su posterior reciclado. Así, se recuperan menos materiales y, por tanto, aumentan los residuos destinados a vertedero e incineración». Cabe recordar aquí que muchas instalaciones de clasificación han suprimido la separación manual como medida de seguridad de los trabajadores, con el objetivo de evitar los posibles riesgos derivados del contacto con residuos contaminados procedentes de hogares con personas enfermas o en cuarentena.

En cualquier caso, la Comisión Europea ha dado un toque de atención a los países de la Unión instándolos a hacer mayores esfuerzos y no rebajar los porcentajes de reciclaje, lo que, según los ecologistas, «se podría evitar con un modelo más eficaz que no se vea paralizado ante una crisis de este calibre», para lo que «se debe priorizar la reducción de residuos en la propia cadena de producción, así como la reutilización, y, en la gestión de residuos, se debe contemplar la recogida selectiva en origen y garantizar así porcentajes de reciclaje más altos».

El virus puede permanecer 3 días en superficies de plástico

«Los plásticos de un solo uso en ningún caso son una solución ante la crisis del coronavirus -añade el comunicado-, sino que están intrínsecamente relacionados con la crisis ambiental y climática que vive la humanidad, causa de la situación sanitaria actual. Además, tal y como muestran diferentes estudios, la COVID-19 puede permanecer durante tres días en las superficies plásticas, por lo que la única solución es mantener las medidas de higiene y desinfección aconsejadas por la Organización Mundial de la Salud».

Por todo ello, la Alianza reclama que se priorice la reducción de residuos y los sistemas y envases reutilizables «frente a las falsas soluciones de usar y tirar».

A su vez anima a la ciudadanía a «apostar por alimentos locales, frescos y saludables libres de plásticos», y recuerda que» llevar sus propios envases a los comercios siempre será más seguro que los envoltorios de plástico de usar y tirar que han pasado por toda la cadena de producción y consumo».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *