Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Este innovador desarrollo puede tener una gran variedad de aplicaciones industriales en el uso de componentes de plástico, incluida la elaboración de biomateriales.

Investigadores de IK4-Cidetec han creado un polímero capaz de autorrepararse a temperatura ambiente y sin la necesidad de ningún catalizador ni estímulo externo. Tras haber sufrido un corte, el material es capaz de regenerarse en tan solo 2 horas, recuperando íntegramente sus propiedades mecánicas.

La composición de este nuevo polímero es de tipo poli(urea-uretano), un material muy utilizado en la industria. Por ello, y por su facilidad para ser escalado, se prevé que dicho desarrollo pueda llegar a la industria en un periodo corto. Su descubrimiento abre una amplia variedad de aplicaciones industriales en el uso de componentes de plástico, tanto en los sectores eléctrico y automovilístico, en la construcción de viviendas o en la elaboración de biomateriales.

El trabajo, que ha sido publicado en la revista Materials Horizons de la Real Sociedad Británica de Química, se ha desarrollado en el marco del proyecto europeo SHINE, donde IK4- Cidetec participa dentro de un consorcio formado por diversas empresas, centros y universidades de Europa.

IK4- Cidetec tiene previsto continuar trabajando en esta temática, intentando desarrollar materiales autorreparantes más duros a través de la incorporación de refuerzos o el empleo de otras tecnologías.

En el siguiente vídeo podemos ver una breve demostración de la capacidad de autorregeneración de este polímero.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *