Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias ha aprobado su presupuesto para el próximo ejercicio, en el que se incluyen las dotaciones necesarias para empezar o continuar las obras recogidas en el Plan Estratégico de Residuos 2017-2024.

Cogersa aprueba inversiones por seis millones en 2019
Planta de clasificación de papel y cartón procedente de la recogida selectiva en Asturias. Foto: Cogersa

La junta de gobierno del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) ha aprobado el presupuesto de la entidad para 2019, que incluye una partida de inversiones de 6.136.691 euros. No obstante, esta cantidad podría superar los 8,6 millones con las modificaciones financiadas con cargo al remanente líquido de tesorería.

Las cuentas para el próximo año ascienden a 7.000.994 euros, lo que representa un aumento del 2,26% frente a los 6.846.246 de 2018.

Los recursos dedicados a nuevas instalaciones o equipamientos crecen un 1,6% en relación con este ejercicio, para el que se consignó en el capítulo VI del presupuesto una cuantía inicial de 6.040.000 euros (sin incluir el IVA). En 2019 se avanzará en la contratación de la planta de clasificación de basura bruta, que cuenta con una asignación plurianual de casi 54 millones; si bien para el próximo ejercicio sólo se recogen 50.000 euros para la asistencia técnica en diferentes trámites ambientales.

Cogersa continuará también con la ejecución del plan de ampliación y modernización de la red de puntos limpios y áreas rurales de recogida de voluminosos, al que se destinan 1,58 millones que podrían ampliarse hasta 2,08. Con estos fondos, se licitarán diferentes instalaciones y finalizarán los trabajos que están en marcha en Villayón, Sobrescobio, Muros de Nalón y San Martín del Rey Aurelio.

En 2019 se avanzará en la contratación de la planta de clasificación de basura bruta, con una asignación plurianual de casi 54 millones

Además, en el presupuesto inicial se incluyen las dotaciones necesarias para empezar o continuar las obras recogidas en el Plan Estratégico de Residuos 2017-2024. Entre ellas, figura la nueva ampliación del depósito de residuos no peligrosos de La Zoreda para construir un vertedero de rechazos de las plantas de clasificación que superará los 4 millones de inversión, si bien para 2019 se consigna una partida inicial de 500.000 euros.

También se ampliará el depósito de seguridad o vertedero de residuos peligrosos, mediante el aumento de capacidad de la planta de clasificación de envases ligeros y la construcción de una nueva instalación de compostaje de lodos de depuradora de aguas residuales urbanas.

Asimismo, el consorcio dedicará medio millón a mejorar las condiciones y la eficiencia de la planta de clasificación de escombros (residuos de construcción y demolición) y otros 100.000 euros a la modernización de la planta de tratamiento térmico de residuos hospitalarios y harinas cárnicas.

Por otro lado, se establecen sendas partidas para adquirir y renovar maquinaria industrial (1,42 millones) y para la compra de elementos de medios de transporte como camiones (1,53 millones).

Como es habitual, el consorcio dedica 48.000 euros a transferencias corrientes y otros 216.364 a transferencias de capital para los concejos de Carreño, Corvera, Gijón y Llanera, en calidad de compensaciones por las molestias de sus instalaciones industriales.

Nuevo vicepresidente y precios de 2019

En la reunión, celebrada el pasado lunes, también se acordó la designación del viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, como vicepresidente de la entidad y miembro de su comisión delegada, en sustitución del exdirector de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez.

El principal órgano de gobierno de Cogersa, en el que están representados todos los ayuntamientos y la Administración autonómica, ha aprobado la revisión de los precios por los servicios que se prestan a los municipios, a otras entidades públicas (principalmente Cadasa y la red hospitalaria) y a unas 1.300 empresas privadas, entre otros.

En relación con los ayuntamientos, se mantiene la gratuidad en el precio de tratamiento (biometanización) de la fracción orgánica clasificada en origen, del compostaje de restos de podas y siegas de parques y jardines municipales y de los plásticos de uso agrícola y ganadero. La gestión de los residuos que están acogidos a un sistema integrado, como sucede con los envases del contenedor amarillo, el papel y cartón, los botes y botellas de vidrio, o los electrodomésticos, tampoco tiene coste para los ayuntamientos. Los propietarios de Cogersa se benefician, además, de la gratuidad de algunas fracciones que se recogen en los puntos limpios de forma seleccionada, como la madera no tratada o las chatarras.

Por el contrario, al depósito de residuos urbanos en vertedero se le aplica una subida del 1,5%, equivalente al IPC previsto, que sitúa la tarifa de tratamiento en 20,77 euros por tonelada. Ese mismo incremento en la tarifa se aplicará, en general, a todos los clientes y casi todas las familias de residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *