Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias pretende así incentivar la separación en origen de los biorresiduos, que suponen hasta el 35% de la bolsa negra de los hogares.

Cogersa subvencinará la recogida selectiva de biorresiduos
Contenedor de materia orgánica en Gijón, Asturias. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El consejo de administración del Consorcio para la Gestión de los Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) ha aprobado una partida de un millón de euros dirigida a fomentar la recogida selectiva de residuos de materia orgánica en el marco de una iniciativa que se compartirá con los ayuntamientos, entidades que podrán optar a subvenciones de hasta el 50%.

Desde 2014, Cogersa dedica cada año un importante esfuerzo económico a incentivar este tipo de reciclaje. Así, el millón aprobado hoy se suma al millón que también se destinó en 2019 a seguir impulsando la separación de la materia orgánica, esencial para alcanzar el objetivo que marca la Unión Europea de reciclar al menos el 50% de los residuos que se generan. De todos los desechos que hasta ahora se incluían en la fracción resto, la conocida como bolsa negra, hasta un 35% son de origen orgánico y, por tanto, se pueden separar y reciclar en el contenedor marrón.

El consejo de administración, presidido por el vicepresidente del Gobierno y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, aprobó también 1.164.000 euros para el plan de educación ambiental, un pilar esencial del consorcio que incluye numerosos proyectos encaminados a la sensibilización ciudadana en materia de reducción, reutilización y reciclaje de residuos. De esta forma, Cogersa continúa apostando por programas como la Red de Escuelas por el Reciclaje, que en el presente curso académico ha logrado un nuevo récord de participación, con 247 centros educativos y más de 70.000 alumnos.

Este plan incorpora otras iniciativas abiertas a todo tipo de público, como las visitas al centro de tratamientos de residuos de Serín; la celebración de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, de la que el consorcio es coordinador regional desde 2010, o el apoyo a la organización de jornadas de limpieza voluntarias en entornos naturales, que en tan solo un año han cuadruplicado el número de ciudadanos participantes, al pasar de unos mil en 2018 a más de cuatro mil en 2019.

Por otra parte, se dio luz verde a la construcción del punto limpio de Nava, que supone una inversión de 607.068 euros, a los que se añadirán otros 80.000 en equipamiento. Así, Nava se sumará a los otros 42 concejos que ya cuentan con su propio punto limpio, un servicio para particulares en el que depositar residuos especiales que, por sus características (gran tamaño, pesados) o composición (potencialmente tóxicos, inflamables, etc.), deben segregarse del resto de la basura doméstica para recibir un tratamiento diferente con el fin de favorecer su reciclaje y evitar, a su vez, problemas en el tratamiento de otros residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *