Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La multinacional firma un acuerdo con la empresa La Ioniqa, que ha desarrollado una tecnología que puede convertir residuos de de plástico difíciles de reciclar en bloques de polímeros purificados que luego se pueden transformar en PET de alta calidad.

Botella PET de Coca-Cola

La multinacional de bebidas refrescantes Coca-Cola ha anunciado un nuevo acuerdo por el que extiende un préstamo a Ioniqa Technologies (Países Bajos) para facilitar el desarrollo de la tecnología patentada por esta empresa para producir tereftalato de polietileno (PET) reciclado de alta calidad a partir de residuos PET difíciles de reciclar. El acuerdo está diseñado para acelerar el desarrollo y la implementación de PET reciclado apto para uso alimentario en las botellas de la empresa de bebidas.

Esta inversión se enmarca en la iniciativa «Un mundo sin residuos» de Coca-Cola, que incluye el objetivo de crear envases hechos con al menos un 50% de material reciclado para 2030. La nueva tecnología impulsa la economía circular de los plásticos al evitar que envases como las botellas PET de color queden excluidos de ciertos canales de reciclaje y sean reciclados como envases aptos para uso alimentario.

El objetivo de este acuerdo es acelerar la ampliación de la tecnología de reciclaje de Ioniqa para PET, el material plástico más habitual en las botellas de bebidas. La compañía ha desarrollado una tecnología patentada de reciclaje que puede convertir residuos de este material que son difíciles de reciclar, como botellas coloreadas, en bloques de polímeros purificados que luego se pueden transformar en PET de alta calidad. Esta tecnología se ha validado con socios integrantes de la cadena de valor, y se está construyendo una planta industrial en los Países Bajos para su puesta en marcha en 2019.

«Nuestra inversión en nuevas y pioneras tecnologías de reciclaje es una oportunidad para dar un paso significativo hacia el cierre del ciclo y la creación de una economía circular alrededor del PET», ha señalado Robert Long, director de Innovación de The Coca-Cola Company. «Planeamos continuar invirtiendo en el desarrollo de asociaciones e iniciativas, como con Ioniqa, para reforzar nuestra visión de “Un mundo sin residuos».

«El proceso de Ioniqa permite una significativa recuperación y reutilización de materiales plásticos que de otra manera no se reciclarían, al tiempo que ofrecer un PET de alta calidad alimentaria», ha declarado Tonnis Hooghoudt, CEO de Ioniqa. «La apertura de nuestra planta el próximo año será un cambio radical en la transformación del plástico PET difícil de reciclar en un material reciclado de uso más amplio, que respalde la visión de Coca-Cola», concluye.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *