La localidad navarra desarrollará durante seis meses una experiencia piloto que permitirá depositar otros residuos de plástico, metal y madera en los contenedores de envases con el objetivo de conocer su impacto sobre el ciclo del reciclaje.

contenedor amarillo
Los contenedores amarillos dejarán de ser solo para envases en Cintruénigo. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra ha puesto en marcha en la localidad de Cintruénigo una prueba piloto para depositar nuevos residuos en el contenedor amarillo, además de envases domésticos. Es un proyecto enmarcado en el Plan de Residuos de Navarra y en el que han colaborado el Ayuntamiento de Cintruénigo, Mancomunidad de la Ribera y Ecoembes.

La iniciativa durará 6 meses y permitirá que se depositen en el contenedor amarillo no solo los envases ligeros propios de este contenedor sino también otros residuos de plástico, metal y madera para su recogida selectiva.

El objetivo es analizar los efectos que tendría sobre el ciclo del reciclaje la ampliación del uso que se le da a este contenedor depositando en él otro tipo de residuos.

Así, desde el pasado martes 5 de octubre y hasta el 31 de marzo de 2022, estará en marcha la campaña “Reciclar en el amarillo ahora es diferente”, con la que los ciudadanos de Cintruénigo podrán depositar también en los contenedores amarillos los siguientes residuos:

  • Material de limpieza y accesorios de baño tales como escobas, fregonas, recogedores, cubos y palanganas.
  • Utensilios de cocina y accesorios domésticos como sartenes, cazuelas, cubiertos y vajillas de plástico y metálicos, tijeras, tápers y fiambreras.
  • Menaje del hogar, incluidos paragüeros, filtros de agua, escobillas de WC, cortinas o jaboneras.
  • Herramientas pequeñas y objetos para reparaciones, como destornilladores, llaves inglesas, tornillos, etc. También cintas de señalización, bridas de plástico, correas de persiana, interruptores o pomos de puertas.
  • Accesorios infantiles y material deportivo: juguetes, material escolar, botellas de ciclismo.
  • Otro tipo de residuos: bolsas de rafia.

Esta campaña no afectará a la recogida de elementos que van por otros canales, como por ejemplo los residuos de aparatos eléctricos o electrónicos, pilas, voluminosos, residuos peligrosos, medicamentos, envases agrícolas, etc.

Campaña de información

Como parte de esta experiencia piloto, se ha realizado un envío de folletos informativos a la ciudadanía para dar a conocer los residuos que podrán depositar en los contenedores amarillos durante los próximos seis meses. Igualmente, para llegar a todo el tejido del municipio, se realizarán charlas informativas y además se acudirá a los comercios y puntos de la ciudad más concurridos para informar sobre esta campaña.

En palabras de la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Navarra, Itziar Gómez, “esta iniciativa, recogida dentro del Plan de Residuos de Navarra, es un ejemplo de economía circular y tiene la potencialidad de incrementar el reciclaje sin un esfuerzo extra en el día a día de la ciudadanía. Es decir, se trata de adaptarse a conductas instintivas como depositar pequeños objetos de plástico en el contenedor amarillo aunque hasta ahora solo fuera para envases ligeros”.

La consejera ha afirmado también que si la experiencia piloto sale bien, “podrá extenderse al resto de Navarra para lograr cotas aún más altas de reciclaje”.

A la presentación de la iniciativa, que tuvo lugar el pasado martes, también asistió el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, quien explicó que, a pesar de que su entidad no está adherida a este proyecto, “lo seguimos muy de cerca para estudiar la puesta en práctica en un futuro próximo”.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *