El gigante asiático culmina así las políticas introducidas en los últimos años para eliminar gradualmente las importaciones de residuos.

China prohíbe las importaciones de residuos

China prohibirá todas las importaciones de residuos sólidos a partir del 1 de enero de 2021, según una nota emitida por las autoridades del país, confirmando así lo recogido en la «Ley de la República Popular China sobre la prevención y el control de la contaminación ambiental por residuos sólidos», que entró en vigor el pasado 1 de septiembre.

También quedarán prohibidos el vertido, el almacenamiento y la eliminación de productos de desecho provenientes del exterior en territorio chino, según la nota emitida por el Ministerio de Ecología y Medio Ambiente, el Ministerio de Comercio y la Administración General de Aduanas.

La prohibición total es la culminación de las políticas introducidas por el gigante asiático en los últimos años para eliminar gradualmente las importaciones de residuos. A finales de 2017, China ya prohibió la importación de 24 tipos de residuos sólidos, incluidos papel sin clasificar y textiles.

China comenzó a importar residuos sólidos como fuente de materias primas en la década de los 80 y durante años ha sido el mayor importador del mundo, a pesar de su limitada capacidad de eliminación de basuras.

Según informa la agencia Xinhua, las importaciones chinas de residuos del año pasado se situaron en 13,48 millones de toneladas, frente a los 22,63 millones de toneladas de 2018. En los primeros 10 meses de este año, dichas importaciones se desplomaron un 42,7 por ciento interanual.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *