Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El gobierno chino tiene previsto introducir una nueva prohibición más estricta a las importaciones de 32 nuevos tipos de residuos sólidos a partir del 31 de diciembre de 2018.

China ha investigado este año 412 casos de tráfico ilegal de residuos
El gobierno chino va a prohibir la importación de 32 nuevos tipos de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

China investigó un total de 412 casos criminales relacionados con el contrabando de residuos sólidos y arrestó a 576 sospechosos por tales cargos en los primeros diez meses de este año, según informó la Administración General de Aduanas (GAC) del país asiático.

El GAC investigó un total de 1,46 millones de toneladas de residuos sólidos durante el período de enero a octubre, según los datos hechos públicos por esta entidad.

China también cooperó con otros países, regiones y organizaciones, incluida la Organización Mundial de Aduanas, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Organización Internacional de Policía Criminal, para frenar el contrabando de desechos sólidos en un plan de acción mundial conjunto entre mayo y julio.

«Es una responsabilidad compartida de todos los países y regiones combatir el contrabando transfronterizo de residuos sólidos», dijo Ni Yuefeng, jefe del GAC, y agregó que el plan de acción exige esfuerzos continuos y a largo plazo.

El gobierno chino también tiene previsto introducir una prohibición nueva y más estricta a las importaciones de 32 nuevos tipos de residuos sólidos a partir del 31 de diciembre de 2018. Los productos recientemente agregados incluyen hardware, buques, residuos de automoción, restos de acero inoxidable, titanio y madera.

El país asiático comenzó a importar residuos sólidos como fuente de materias primas en la década de 1980 y durante años ha sido el mayor importador del mundo, a pesar de tener poca capacidad para la eliminación de basura. Pero algunas compañías comenzaron a importar ilegalmente residuos extranjeros al país, lo que para el gobierno chino representa una amenaza para el medio ambiente y la salud pública.

Dado el aumento de la conciencia pública sobre los problemas ambientales y el impulso del desarrollo ecológico de China, el año pasado el gobierno decidió eliminar y detener esas importaciones para fines de 2019, a excepción de aquellas que contienen recursos no sustituibles.

Así, las importaciones de residuos sólidos en China se desplomaron en los primeros 10 meses de 2018, cuando el gobierno intensificó la aplicación de la prohibición a las importaciones de residuos sólidos.

Fuente:
Xinhuanet

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *